Actualizan el centro de datos que alojará el mayor supercomputador del mundo

  • Noticias y Actualidad

Datacenter - Supercomputador Frontier - Centro de datos

El Laboratorio Oak Ridge ha llevado a cabo una profunda remodelación del centro de datos que albergará el futuro supercomputador Frontier del Departamento de Energía de Estados Unidos. En este proceso han podido reutilizar gran cantidad de material de construcción, aunque han tenido que reforzar el suelo para soportar el peso de los nuevos equipos y torres de enfriamiento, que pesan unas tres veces más que los anteriores.

Uno de los mayores proyectos de supercomputación que están en marcha es Frontier, que se postula como la próxima plataforma HPC más potente del mundo. Se considera como el primer equipo que pertenecerá verdaderamente a la categoría de exaescala, con una potencia de 1,5 exaFLOPS y un consumo de 29 megavatios. Este superordenador estará ubicado en el centro de datos del Laboratorio Nacional Oak Ridge, perteneciente al Departamento de Energía de Estados Unidos, y su construcción correrá a cargo de HPE Cray, proveedores del anterior sistema: Summit.

Este gran salto tecnológico está suponiendo un gran desafío a muchos niveles, y uno de ellos ha sido preparar las instalaciones anteriores para albergar equipos mucho más pesados, debido a la mayor densificación en los bastidores y a los nuevos sistemas de enfriamiento, mucho más grandes. Se acaba de anunciar que sus constructores han finalizado las obras en el centro de datos y pronto comenzará la instalación de los nuevos equipos de computación, almacenamiento, redes y sistemas de energía y refrigeración.

En su comunicado explican que han añadido el equivalente a 40 megavatios de potencia de enfriamiento, sumando otras 11.000 toneladas de peso solo para estos sistemas y para las tuberías que distribuyen el agua en el centro de datos. Además, el centro de datos se ha remodelado para soportar una posible ampliación de 70 megavatios en los años venideros. A esto se suma que cada uno de los nuevos gabinetes pesará 3.630 kg, más de tres veces más que los de la supercomputadora Summit (1.130 kg).

Para acondicionar todas las instalaciones se han visto obligados a reforzar el suelo técnico con más de 4.500 nuevas baldosas que pesan casi 22 kilos cada una, y en el caso de los sistemas de enfriamiento han tenido que instalar infraestructura capaz de soportar las dos grandes torres de enfriamiento de 130.000 galones de capacidad, con un sistema de cuatro bombas de 350 caballos de potencia, capaces de mover hasta 10.000 galones por minuto de agua a 32 grados centígrados.

Además de todos estos esfuerzos, los responsables del propio supercomputador se han enfrentado a la ardua tarea de revisar todo el sistema anterior, el superordenador Cray XK7 Titan, y de escoger los componentes que todavía son útiles para el nuevo equipo. En su comunicado afirman que nunca antes han tenido que reciclar un sistema tan grande, y cifran el peso total de los componentes recuperados en más de 195.000 kilos.