Relajación de la industria norteamericana de equipos semiconductores

  • Noticias y Actualidad

Toshiba_WDC_Fabrica_Memoria_1

A pesar de que el mercado mundial de chips continúa experimentando una gran demanda y graves problemas de escasez, la industria norteamericana de equipos semiconductores ha reducido sus ingresos en agosto. Aunque las cifras continúan superando de largo las del año anterior, y se espera que el cómputo del tercer trimestre siga siendo positivo.

Los fabricantes de equipos semiconductores de Norteamérica ocupan una posición destacada en el mercado mundial, y la demanda en crecimiento de chips ha beneficiado mucho a estos proveedores a lo largo de este año. En el mes de Julio la facturación de la industria regional alcanzó 3.860 millones de dólares, tras un crecimiento sostenido durante los últimos ocho meses. Pero en agosto las ventas de estas marcas han bajado un 5,4% hasta 3.650 millones, un descenso que según los expertos no es muy notorio, ya que continúa siendo un 37,6% más que en el mismo mes de 2020, cuando los ingresos fueron de 2.650 millones.

Así lo cree Ajit Manocha, presidente y director de SEMI, la organización que representa a la industria norteamericana de semiconductores. En su último informe mensual comenta que “después de una extraordinaria racha de ocho meses de resultados récord, se esperaba que la facturación de los fabricantes de equipos semiconductores con sede en Norteamérica se suavizara en agosto en comparación con julio. No obstante, la facturación sigue reflejando una fuerte demanda de equipos semiconductores y un sólido crecimiento año tras año”.

Estas impresiones positivas responden a la situación de un mercado dominado por el gran desequilibrio entre una demanda en crecimiento exponencial y una oferta que trata de aumentar para satisfacer la demanda de chips en muchas industrias. Así, los fabricantes de equipos para la fabricación de chips están viendo un gran aumento de los pedidos por parte de los fabricantes de todo el mundo.

Aunque hay segmentos de la industria que se pueden considerar como más autosuficientes, por ejemplo, los de memoria DRAM y NAND flash, cuyos principales representantes cuentan con sus propias fundiciones y una cadena de suministro menos dependiente de los proveedores norteamericanos de equipos. Estas categorías de chips continúan representando una de las mayores porciones del mercado de semiconductores, y están logrando sacar partido de la situación actual, incrementando sus ventas y los precios hasta lograr recuperarse de la crisis que vivieron hasta el año pasado.