La digitalización impulsa el mercado de copia de seguridad y restauración

  • Noticias y Actualidad

backup

El rápido progreso de la transformación digital obliga a las organizaciones a gestionar una cantidad de datos cada vez mayor, lo que eleva el riesgo de sufrir pérdidas de información por interrupciones o por ataques cibernéticos. Esto está impulsando el gasto empresarial en el mercado de copia de seguridad y restauración, que para el año 2028 alcanzará un valor de casi 20.000 millones de dólares.

El progreso de la transformación digital lleva a las empresas a usar más tecnologías digitales y a gestionar volúmenes de datos en constante crecimiento, que deben ser almacenados y debidamente protegidos para garantizar el buen funcionamiento del negocio y el cumplimiento con las regulaciones, cada vez más estrictas. Esto está obligando a las organizaciones a invertir más recursos en almacenamiento, y también en sistemas y servicios de copia de seguridad y restauración, un mercado que va a seguir creciendo en los próximos años.

Según una investigación realizada por Reports and Data, para el año 2028 el valor del mercado mundial aumentará hasta 19.960 millones de dólares, animado por varios factores. Según los expertos, los más relevantes son la tendencia hacia la digitalización y la evolución de las técnicas de ciberdelincuencia, que se están convirtiendo en una gran amenaza para las organizaciones. Además, el creciente uso de smartphones y de Internet, que también tendrán un impacto en el mercado centrado en la copia de seguridad de datos personales.

Uno de los grandes desafíos que enfrentan las empresas es que en muchos casos no cuentan con la experiencia técnica o el equipo necesario para llevar a cabo correctamente la copia de seguridad de sus datos. Aunque intentan tener redundancia, muchas veces se acaban perdiendo datos por aplicar una mala estrategia o una tecnología inadecuada. La respuesta está en los modernos sistemas y servicios de copia de seguridad y restauración, y en elaborar una estrategia adaptada a las necesidades de cada caso concreto.

En cuanto a la evolución del mercado de Backup y Restauración, el año pasado el segmento más grande fue el de almacenamiento de medios con fines de copia de seguridad, con una participación del 39% en las cifras generales. Esto abarca diferentes opciones como la cinta magnética, servidores, almacenamiento flash, HDD, óptico y SSD. Estos sistemas se emplean sobre todo para almacenar las copias de seguridad y recuperar los datos después de haber sufrido una pérdida o corrupción de los mismos.

A nivel de clientes, las organizaciones de más tamaño acapararon el 64% de las ventas mundiales en 2020, sobre todo por su creciente inversión en software de copia de seguridad y restauración. Y los investigadores destacan el papel cada vez mayor de las implementaciones en la nube, que el año pasado representaron en torno al 60% del total. Esto se debe a que las empresas buscan soluciones que ofrezcan escalabilidad avanzada, mayor seguridad y facilidad para el cumplimiento normativo, con un costo mejor que el de los sistemas on-premise.

Por otro lado, los expertos anticipan que se va a producir un aumento considerable de la participación del sector educativo en el mercado, que aumentará el gasto en estas soluciones a una CAGR del 11,4% hasta 2028. Esto se debe a la necesidad de abordar los retos de protección de datos que vendrán con el rápido progreso de la digitalización que ha impulsado la pandemia. En los próximos años aumentará considerablemente el volumen de datos personales y académicos que deberán almacenar y proteger, para lo que deberán adquirir nuevas soluciones de respaldo.

En términos regionales, el mercado más grande está en Norteamérica, que el año pasado acaparó el 31% del total, gracias a que cuenta con buena parte de los proveedores principales de la industria. Además, estos países están tecnológicamente más avanzados y están adoptando rápidamente tecnologías de uso intensivo de datos, como el Big Data, la inteligencia artificial o el aprendizaje automático. Estos sistemas no solo consumen, sino que generan gran cantidad de nuevos datos de los que es preciso contar con una copia de seguridad.