Las organizaciones necesitan realizar más pruebas de recuperación ante desastres

  • Noticias y Actualidad

almacenamiento_servidores_5

Para garantizar la protección de los datos las empresas necesitan contar con planes de recuperación ante desastres efectivos, pero es igual de importante llevar a cabo pruebas frecuentes de estas estrategias para asegurarse de su rendimiento. Así lo afirman los expertos, que revelan que muchas organizaciones no cuentan con planes bien documentados, y la mayoría no lleva a cabo este tipo de pruebas con la suficiente regularidad, lo que pone en riesgo los datos.

Las empresas trabajan se enfrentan a un volumen de datos que no para de crecer, y se han convertido en activos de alto valor que deben ser almacenados para su uso con tecnologías como el análisis de big data o la inteligencia artificial. Todos los expertos recalcan que mantener seguros estos datos es vital para los negocios y para las instituciones públicas, para lo que es fundamental contar con infraestructuras sólidas, pero también con estrategias y políticas de recuperación ante desastres, que garantizan la permanencia de la información, aunque se produzcan interrupciones.

Este tipo de incidencias es cada vez mayor, pero muchas organizaciones no están bien preparadas para abordarlas sin perder datos. Esta es la conclusión de un estudio realizado por los especialistas de Iland Internet Solutions Corporations. Este se basa en encuestas realizadas a 150 responsables de la toma de decisiones técnicas y comerciales de empresas estadounidenses con más de 500 empleados, de diferentes sectores. Su objetivo era conocer mejor los planes de recuperación ante desastres que utilizan las organizaciones, con qué frecuencia se ponen a prueba para comprobar su fiabilidad y sus resultados, y el grado de confianza que tienen en su capacidad para mantener las operaciones en marcha.

Los resultados son más negativos de lo esperado, ya que solo un 54% de las empresas encuestadas tienen un plan de recuperación ante desastres documentado para toda la organización, y se enfrentan a un volumen de interrupciones cada vez mayor, lo que supone un gran riesgo. Así, el 73% de los encuestados reconoce haber sufrido este tipo de fallas, casi dos tercios de ellos las han experimentado en los últimos doce meses, y casi la mitad de ellos en los últimos seis meses.

El 57% de estas organizaciones cuenta con un segundo centro de datos en las instalaciones dedicado a la recuperación ante desastres, lo que los expertos consideran adecuado, pero la mayoría de las empresas no lleva a cabo suficientes pruebas de estos sistemas. En base a las respuestas de esta encuesta, un 50% de las organizaciones solo lleva a cabo este tipo de pruebas una vez a año o, incluso con menos frecuencia, y un 7% nunca las ha realizado.

Entre las que lo hacen con menos frecuencia, la mitad reconoce que las últimas pruebas revelan que su plan de DR podría ser inadecuado, y un 12% detectó problemas que podrían ocasionar interrupciones prolongadas. Y, al parecer, ninguno de los encuestados pudo afirmar que su prueba de DR se haya llevado a cabo en su totalidad, o que haya sido moderadamente exitosa, una muestra clara de que las cosas no se están haciendo bien.

Entre las incidencias más importantes que se han detectado en estas pruebas destacan los problemas de red (67%), la indisponibilidad de servicio (67%), los problemas de integridad de red (50%), de rendimiento de las aplicaciones (50%) y la desaparición de cargas de trabajo críticas (50%). Según el estudio, quienes llevan a cabo pruebas con más frecuencia tienen más probabilidades de cumplir con objetivos más ambiciosos que aquellas organizaciones que no realizan tantas pruebas. Así, del 32% de encuestados que esperaba recuperar sus datos en segundos o minutos, solo lo logra un 23%.

En palabras de Scott Sparvero, CEO de Iland, “con el aumento del trabajo remoto y la frecuencia y el impacto del ciberdelito creciendo cada año, tener una estrategia integral de DR es fundamental para garantizar que las organizaciones puedan defender, proteger y recuperarse rápidamente de la pérdida de datos. Como descubrimos en nuestra investigación, las implementaciones de DR van en aumento, pero las pruebas regulares se están quedando atrás. Esto significa que a medida que los equipos de TI implementan nuevos recursos para soportar los crecientes requisitos de carga de trabajo, el plan de recuperación ante desastres debe actualizarse en consecuencia”.

Afirma que realizar pruebas periódicas permite detectar cualquier falla en el plan de recuperación ante desastres, por lo que las organizaciones deberían reforzar sus planes de DR y aumentar la frecuencia de las pruebas. O recurrir a proveedores de recuperación ante desastres como servicio, un mercado que está creciendo a medida que lo hace la complejidad de TI y la transformación digital.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestro colaborador NetApp.