Inversiones récord en equipos para las nuevas fábricas de chips

  • Noticias y Actualidad

Fabrica_Memoria_Procesador_Intel_Semiconductor

La escasez de chips está llevando a los fabricantes de semiconductores a invertir con fuerza para aumentar su capacidad de producción al nivel de una demanda global en constante crecimiento. Esto pasa por construir nuevas fábricas, lo que va a generar grandes oportunidades para los proveedores de equipos para la fabricación, cuyos ingresos alcanzarán el récord de 100.000 millones de dólares para el año 2022.

Hacer frente a la creciente demanda de semiconductores proveniente de industrias como la tecnológica o la automovilística está suponiendo un gran reto para los fabricantes de chips, que además se ven afectados por problemas en su propia cadena de suministro componentes y equipamiento. Según los expertos, la situación acabará resolviéndose en un plazo de dos años, aproximadamente, y en este tiempo se va a incrementar notablemente el gasto de los fabricantes en equipos para la fabricación de semiconductores, que destinarán a modernizar sus pantas de producción y a construir nuevas fábricas para aumentar su capacidad.

Según las últimas previsiones publicadas en el estudio World Fab Forecast realizado por la organización SEMI, que representa a la mayor parte de la industria global, el gasto en equipos para las fábricas de semiconductores superará los 90.000 millones de dólares este año, y seguirá aumentando hasta alcanzar el récord histórico de 100.000 millones en 2022. En su investigación estacan que desde 2020 se ha producido una escalada en las inversiones en equipos para las fábricas de chips, que a causa de la situación actual romperá con la dinámica bianual de crecimiento y contención del gasto que se ha venido produciendo en la industria desde mediados de la década de 1990.

La mayor pare del gasto corresponderá a las fundiciones de semiconductores, que en 2022 invertirán más de 44.000 millones de dólares en equipos para sus fábricas. El sector de la memoria ocupará el segundo lugar, con más de 38.000 millones, provenientes sobre todo de los fabricantes con fundición propia en los segmentos de DRAM y NAND Flash, que están elevando el tono de la competencia y no quieren quedarse atrás en un mercado que va a seguir creciendo en los próximos años.

Los expertos de SEMI afirman que el año que viene los fabricantes de DRAM incrementarán sus inversiones en equipos en 17.000 millones de dólares, mientras que los de NAND Flash lo aumentarán en 21.000 millones. Mientras tanto, los fabricantes de MPU elevarán el gasto hasta unos 9.000 millones en total, los de semiconductores discretos y eléctricos hasta 3.000 millones, los de chips analógicos hasta 2.000 millones y el resto de categorías sumarán otros 2.000 millones.

A nivel regional, el gasto en 2022 estará liderado por las empresas de Corea del Sur, que concentra la mayor industria de memoria del mundo, y que alcanzará un gasto total de 30.000 millones de dólares. En segundo lugar, se posicionará Taiwán, con unos 26.000 millones, donde se encuentra la principal fundición de semiconductores del mundo. China ocupará la tercera posición, con un gasto total de casi 17.000 millones de dólares, y por detrás estará Japón, con casi 9.000 millones.

En quinta posición estará Europa/Medio Oriente, con 8.000 millones, que alcanzará este puesto gracias a un crecimiento interanual del 74% en el gasto en equipos para la fabricación de semiconductores. Finalmente, en las Américas y el resto de países del sudeste asiático el gasto será de unos 6.000 y 2.000 millones, respectivamente.