Se acelera la construcción de nuevas fábricas de chips

  • Noticias y Actualidad

SK Hynix M14_Fabrica DRAM

Los fabricantes de chips están acelerando la construcción de nuevas fábricas aprovechando los incentivos gubernamentales, lo que beneficiará al mercado de equipos semiconductores. Se estima que este año comenzarán ñas obras de 19 nuevas plantas de gran capacidad, y en 2022 darán comienzo otros 10 proyectos, lo que permitirá aliviar la crisis de semiconductores en un plazo inferior al previsto anteriormente.

Acabar con la crisis de semiconductores se ha convertido en una prioridad para los fabricantes de chips y para las industrias relacionadas, que actualmente están teniendo problemas de producción por la escasez de componentes electrónicos clave. Al mismo tiempo, sectores como el de la memoria necesitan dejar atrás la nueva etapa de depreciación que se ha producido tras comenzar a salir de la crisis de 2019. Por ello, los fabricantes de chips están lanzando proyectos para construir nuevas fábricas lo antes posible, iniciativas que ahora se están acelerando gracias al apoyo gubernamental en los países productores, ya  nuevas inversiones.

Según los expertos de la asociación SEMI, representante de la industria de semiconductores y otros ámbitos de la electrónica, este año comenzará la construcción de 19 nuevas fábricas de gran volumen, capaces de producir diferentes categorías de semiconductores. Y prevén que el año que viene se iniciarán otros 10 proyectos más, una cifra que podría crecer posteriormente, si continúan las políticas de estímulo fiscal y las inversiones públicas y privadas.

En palabras de Ajit Manocha, presidente y director ejecutivo de SEMI, “se espera que el gasto en equipo para estas 29 fábricas supere los 140.000 millones de dólares en los próximos años, a medida que la industria presiona para abordar la escasez global de chips. A medio y largo plazo, la expansión de la capacidad de fabricación ayudará a satisfacer la fuerte demanda proyectada de semiconductores, derivada de aplicaciones emergentes como vehículos autónomos, inteligencia artificial, computación de alto rendimiento y comunicaciones 5G a 6G”.

Los países que más están avanzando en la construcción de nuevas fábricas son Taiwán y China, cada uno con ocho grandes proyectos en marcha. Le sigue América, donde se han iniciado seis proyectos importantes, la región de EMEA, donde se construirán seis nuevas plantas, Japón y Corea del Sur, con una nueva fábrica prevista para cada país. Según los expertos, 15 de las instalaciones que comenzarán a construirse este año se dedicarán a la producción de obleas de 300 mm, y en 2022 se iniciarán las obras de otras siete. El resto se centrarán en obleas de 100, 150 y 200 mm y, sumadas a las anteriores, se espera aumentar la producción mundial en unos 2,6 millones de obleas más al mes (equivalentes a obleas de 200 mm).

En el caso concreto del sector de la memoria se construirán cuatro nuevas fábricas en estos dos años, que sumarán una capacidad de entre 100.000 y 400.000 obleas al mes (equivalentes a 200 mm). Esto permitirá aliviar la tensión que se ha producido por los desajustes de oferta y demanda desde el año pasado, proporcionando más flexibilidad a los fabricantes a la hora de organizar los flujos de producción de cada categoría de memoria.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestro colaborador NetApp.