El mercado datacenter de Asia Pacífico crece más rápido que el europeo

  • Noticias y Actualidad

centro de datos

La transformación digital de los países asiáticos se ha retrasado con respecto a otras regiones como Estados Unidos o Europa, pero en esta década va a despegar con fuerza en varios países emergentes. Esto está estimulando el mercado de centros de datos en Asia Pacífico, que aumentará su valor un promedio del 90% en los próximos tres años, casi el doble de la tasa que registrará el sector en Europa.

El potencial de los países asiáticos en el ámbito digital es enorme, ya que a medida que despeguen sus planes de transformación digital se arrancará un motor de datos y un mercado digital que podría superar de lejos al de otras regiones mucho más desarrolladas. Las perspectivas para esta década son de un crecimiento enorme, algo que ya se está reflejando en el progreso del mercado de centros de datos, que dará soporte a crecimiento de datos y aplicaciones que vendrá con la digitalización.

La última investigación publicada por Datacenterpricing en septiembre de este año muestra que el mercado de centros de datos en Asia Pacífico, en su conjunto, va a crecer en torno a un 90% en los próximos tres años, casi el doble que en Europa (45,5%). Las cifras que arroja esta investigación son que actualmente, en los 12 países asiáticos objeto de estudio, se están desarrollando más de 1,5 millones de metros cuadrados de espacio para instalaciones de terceros, mientras que en Europa se han planificado 850.000.

Estos nuevos proyectos se llevarán a cabo principalmente en Australia, Hong Kong, Malasia, Tailandia, Corea del Sur e Indonesia, que sumarán más de 1 millón de metros cuadrados de espacio para centros de datos en los siguientes tres años. En Europa las nuevas construcciones se centrarán sobre todo en los núcleos más importantes para la industria, que son Frankfurt, Londres, Ámsterdam y París (FLAP), que añadirán más de 560.000 metros cuadrados para nuevos centros de datos.

Según esta investigación, Reino Unido lidera el ranking europeo de desarrollo del sector, con más de 170.000 metros cuadrados de espacio para nuevas instalaciones, un 19% más que el año pasado. A continuación, se sitúa el mercado alemán, con 158.000 metros, un 26% más que en 2020, y destaca especialmente el Boom de Irlanda, donde la planificación de nuevas instalaciones ha aumentado un 121% con respecto a 2020, y actualmente tiene previsto añadir 156.000 metros cuadrados para centros de datos, gracias a la entrada de nuevos actores del mercado hiperescala, como CyrusOne, Echelon Data Centers, K2 Data Centers y xScale.

Finalmente, los Países Bajos quedan bastante por detrás, con una previsión de agregar 78.000 metros cuadrados en los próximos tres años. Aunque estas cifras más bajas tienen relación con la moratoria que impusieron las autoridades de Ámsterdam para replantear el desarrollo de un sector que se estaba expandiendo sin control, y ahora se han introducido nuevos factores que dificultan la obtención de suelo, como cuestiones medioambientales o más restricciones en el uso del suelo.

Mientras tanto, en Asia Pacífico las perspectivas de algunos países son de un crecimiento mucho más rápido, con proyectos de gran envergadura de los operadores más grandes del mercado mundial. Entre ellos están los proveedores de la nube hiperescala de China, que se están expandiendo rápidamente para capturar este gran mercado emergente. Actualmente, China es el mercado más grande de la región y el segundo a nivel mundial, por detrás de Estados Unidos, con más de 1,7 millones de metros cuadrados de espacio de centros de datos a principios de 2021. Y se espera que en los próximos tres años aumente esta superficie en otros 239.000 metros cuadrados, especialmente por las grandes expansiones previstas en las regiones de Beijing y Shanghai. Aunque en términos de crecimiento, dada la dimensión del mercado actual, esto representa una tasa de solo el 14%.

Por otor lado, Singapur se ha convertido en el mercado de centros de datos más grandes del Sudeste Asiático, con 417.000 metros cuadrados de espacio, y con previsiones de agregar otros 92.000 más en estos próximos tres años, un crecimiento del 22%. Pero las dificultades para encontrar suelo industrial para este propósito han afectado al ritmo de crecimiento que venía teniendo en los últimos años, y muchos proyectos se han reubicado en otros países de la región, como Indonesia o Malasia, donde los costos son menores y han más disponibilidad de suelo.