Los gigantes de la nube encabezan la expansión de centros de datos en Asia

  • Noticias y Actualidad

HPE Centro de datos

El mercado de centros de datos de Asia Pacífico tiene un enorme potencial de crecimiento para la próxima década, debido a la aceleración que se está produciendo en la transformación digital. En algunas de las economías más fuertes de la región el espacio para centros de datos es limitado, especialmente en los países insulares, y los gigantes de la nube están fijándose en Indonesia como el mejor lugar para construir sus futuras instalaciones, lo que está impulsando el mercado a un nuevo nivel.

Varios de los países más prósperos de Asia Pacífico están quedándose sin espacio para construir nuevos centros de datos, precisamente en una época en la que se prepara una expansión sin precedentes de la industria en la región. Los casos más claros con Singapur y Taiwán, aunque hay otras naciones y regiones autónomas pequeñas que se encuentran en la misma situación. Mientras tanto, los gigantes de la nube están expandiendo rápidamente sus operaciones para capitalizar el crecimiento de demanda que acompañará a la aceleración de la transformación digital de la región en la próxima década, pero se enfrentan al problema de la falta de espacio.

La solución es buscar una ubicación con suficiente espacio para expandirse y que cuente con una buena red de interconexión global, e Indonesia se presenta como la mejor solución para la mayoría de operadores de centros de datos, especialmente para los proveedores cloud norteamericanos, que tienen muchos problemas para instalarse en mercados clave como el de China. Esto está siendo corroborado por algunos de los principales expertos de la industria, como los de la firma Structure Research, que en un informe reciente señalan que el mercado de centros de datos de Asia Pacífico podría triplicarse en los próximos cinco años.

Su director gerente Phil Shih, ha comentado recientemente al medio especializado DataCenter Knowledge que uno de los países con más potencial para aprovechar este crecimiento es Indonesia, donde se acaban de anunciar importantes proyectos de gigantes del sector, incluidos algunos de los principales proveedores norteamericanos de la nube. Shih explica que cada vez más empresas quieren adoptar una infraestructura en la nube en vez de contar con sus propios centros de datos, lo que está potenciando enormemente la demanda de servicios cloud, y de centros de datos que puedan respaldar estos servicios.

En este contexto se está gestando una gran competencia entre los dos principales bloques que controlan el mercado de la nube, que son China y Estados Unidos. Los grandes proveedores de estas dos potencias están tratando de controlar el mercado emergente de Asia Pacífico, pero cada uno de estos dos grupos enfrenta sus propias dificultades. Los proveedores cloud de Estados Unidos no pueden establecer una presencia importante en China, algunos ni siquiera cuentan con centros de datos en el país. Y las empresas chinas tampoco tienen una presencia importante en países clave de la región, que son aliados de Estados Unidos y se guían por su política comercial.

En este escenario de reciente competencia, Indonesia se sitúa como una ubicación con posibilidades para todos los proveedores que quiera expandir su presencia en la zona, ya que cuenta con mucho espacio, regulaciones laxas y con conexiones de alta velocidad que enlazan con muchos países asiáticos y con otras regiones económicas lejanas, como Europa y América. Como explica Shih, Indonesia es actualmente uno de los pocos países de Asia Pacífico que han abierto sus puertas a los proveedores de la nube de China, ya que gran parte de su población habla su idioma y utiliza aplicaciones chinas de la nube.

Esto ha permitido a Alibaba construir su propia infraestructura de centros de daos de la nube en el país, y ahora ha lanzado nuevos proyectos para los próximos años. A esta empresa le han seguido otras de China, como Tencent, que ya ha construido su primera instalación. Y también gigantes americanos como Google o Microsoft, que además están impulsando su presencia en la zona gracias a proyectos de cable submarino de nueva generación como el que conectará Singapur, Indonesia y Norteamérica. Por su parte, AWS anunció una nueva región de disponibilidad en Yakarta en 2019, pero no se ha construido, y los expertos no tiene claro si el proyecto se completará este año o el próximo.

En cualquier caso, se está preparando un crecimiento explosivo de la industria de cara a la próxima década. Según Shih, “Yakarta es el mercado en este momento y lo será por un tiempo”. Y cree que en los próximos años el país concentrará el mayor crecimiento de la industria asiática de centros de datos, excluyendo el mercado interno de China. Según la investigación de Structure Research, el mercado de centros de datos comerciales de Yakarta alcanzó un valor de 216 millones de dólares en 2020, y se espera que para 2025 la cifra haya crecido hasta unos 625 millones, aumentando a un promedio del 20% interanual en este tiempo. En términos de capacidad, esto implicará pasar de los 70 megavatios de 2020 a más de 200 megavatios en 2025.

Estas cifras están muy alejadas de las de mercados tan potentes como el norteamericano y el europeo, pero el crecimiento en solo cinco años va a ser meteórico, y los expertos anticipan que en los años siguientes continuará, como mínimo, con la misma fuerza. Además, mientras los proveedores de las dos principales potencias de la nube compiten entre sí, otras empresas emergentes de la región tratarán de expandirse en este mercado emergente, lo que contribuirá a diversificar el mercado de centros de datos y servicios en la nube, que aprovecharán la transformación digital en los países de la zona. 

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology