Diferentes enfoques sobre los servicios administrados en el mercado de colocación

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_apc

El modelo de negocio tradicional de la industria de colocación está transformándose para adaptarse a las nuevas necesidades de las empresas en su viaje de transformación digital. En los últimos tiempos los proveedores han comenzado a ofrecer servicios administrados, ayudando a los clientes a configurar, administrar, monitorizar y asegurar las cargas de trabajo que ejecutan en sus instalaciones. Esta tendencia está ganando peso en ciertos sectores de la industria, pero presenta una serie de desafíos y supone una desviación del negocio principal que no parece interesar a todos los proveedores.

La industria de cetros de datos de colocación quiere ir más allá de ofrecer un lugar en el que sus clientes puedan ubicar su infraestructura TI para liberar o eliminar definitivamente su datacenter local. Este negocio ha sido muy lucrativo en las últimas décadas, y los expertos pronostican que seguirá creciendo gracias a la transformación digital de las empresas y a la demanda cada vez mayor de los operadores hiperescala. Pero los proveedores de colocación quieren ampliar sus líneas de negocio, ofreciendo a sus clientes una nueva cartera de servicios administrados que proporciona mejoras importantes en el contexto de una TI cada vez más diversificada.

En un reciente artículo publicado en el medio Datacenter Knowledge, el analista Christopher Tozi ahonda en la tendencia de muchos proveedores de colocación hacia la prestación de servicios administrados a sus clientes. Además de espacio en sus centros de datos, estos operadores están ofreciendo varios tipos de servicios con los que quieren ayudar a sus clientes a configurar, administrar, monitorizar y asegurar las cargas de trabajo que se ejecutan en sus instalaciones. E, incluso, en otras ubicaciones donde el cliente tenga alojada su infraestructura TI.

Tozzi comenta que esta tendencia está expandiéndose entre un sector importante del mercado de colocación, pero otros operadores no están interesados en adentrarse en este mercado, por diversas razones. Explica que lo primero a tener en cuenta es el verdadero significado del concepto de servicio administrado, que tradicionalmente se ha tratado de una solución entregada por los proveedores de servicios administrados (MSP), que son una empresa de servicios TI subcontratada. Estas compañías ofrecen una configuración y una gestión completa para diversas necesidades tecnológicas, bajo una modalidad de pago mensual. Esto proporciona estabilidad de ingresos a los MSP y una previsión de gastos fiable a los clientes.

Pero el concepto de servicios administrados ha ido integrando nuevas modalidades vinculadas a otras tecnologías, como los servicios basados en la nube para plataformas como Kubernetes. En este caso y otros similares la diferencia estriba en que estos servicios no implican que un MSP se encargará de administrar todo lo relativo a esta plataforma, sino que los proveedores se limitan a automatizar el aprovisionamiento y la administración de la infraestructura, y el resto de áreas corren a cargo del cliente. Otras modalidades de servicios administrados son los que ayudan a los clientes a planificar la implementación de TI, pero que no llevan a cabo el proceso, por lo que se parecen más a un servicio de consultoría que a un servicio administrado tradicional.

Estas definiciones poco ajustadas al concepto tradicional de servicios administrados también se han propagado a nueva la cartera de servicios de los proveedores de colocación, creando un clima de ambigüedad que no termina de convencer a determinados proveedores ni a los clientes. Según Tozzi, algunas empresas de colocación ofrecen una cartera de servicios administrados que abarca todas las necesidades de los clientes, incluso en ubicaciones externas a sus instalaciones, abarcando todo el ecosistema de infraestructura TI híbrida. Mientras tanto, otros proveedores se limitan a la categoría de automatización de la infraestructura, a servicios gestionados enfocados a la consultoría o a otras categorías más básicas.

Muchos proveedores se adentran en este nuevo mercado para proporcionar a sus clientes soluciones enfocadas a los ecosistemas de TI híbrida, ofreciendo cosas que no pueden obtener de los proveedores de la nube pública. Y Tozzi explica que los más pequeños están especialmente interesados en ofrecer soluciones de gestión integral para diferenciarse de los grandes de la industria, enfocándose en sectores o arquitecturas específicas.

Pero un sector nada desdeñable de la industria no está dispuesto a ofrecer estos servicios administrados, ya que no ven el beneficio de hacerlo, ni para ellos ni para sus clientes. En opinión de este analista estas empresas prefieren centrarse en el núcleo de su negocio, que es ofrecer espacio de centros de datos, y garantizar a sus clientes la fiabilidad, la escalabilidad y las capacidades de interconexión global. Porque construir y mantener esta nueva cartera de servicios administrados es complejo y costoso, y prefieren dejar que los clientes contraten a los especialistas que necesiten para la implementación y administración de su infraestructura.