Contención en el mercado de servidores

  • Noticias y Actualidad

servidor_almacenamiento_1

A pesar de que las empresas y los centros de datos han reactivado el gasto en TI, el mercado de servidores ha visto un descenso del 2,5% en los ingresos durante el segundo trimestre del año. El volumen de envíos ha aumentado ligeramente, pero los clientes han desviado la atención hacia los modelos de gama más baja, con configuraciones de un solo socket, una categoría que ofrece menos margen a los proveedores y que no ha podido compensar la fuerte caída en las gamas superiores.

Con el cambio de año se reactivó el gasto de las empresas en nuevos servidores, mientras que los centros de datos siguieron invirtiendo en ampliar sus capacidades. Pero el mercado ha sufrido cambios importantes que han tenido un efecto negativo en los ingresos. Según las últimas cifras de IDC, en términos generales, los ingresos descendieron un 2,5% interanual hasta unos 23.600 millones de dólares, a pesar de que el volumen de envíos creció un 0,1% con respecto al mismo período de 2020.

Este desajuste se debe a que los clientes, principalmente las empresas, han invertido en modelos de gama más baja, mientras que el año pasado el mercado se mantuvo en niveles aceptables gracias a los envíos de equipos de gamas superiores. Según las cifras de IDC, en estos meses los ingresos de servidores de nivel más bajo aumentaron un 5,6% hasta llegar casi a 20.000 millones de dólares. Mientras tanto, los de gama media generaron unos ingresos de 2.400 millones, un 30% menos que el año pasado, y los de gama alta vieron una disminución del 32,7% en los ingresos, quedando en unos 1.300 millones.

Como explica Paul Maguranis, analista senior de investigación de Plataformas y Tecnologías de Infraestructura en IDC, “el rendimiento del mercado de servidores se redujo en el segundo trimestre a medida que el mercado se desplazó ligeramente hacia las configuraciones de servidor de un solo socket. Si bien los servidores comprados directamente a los ODM disminuyeron año tras año, cierta recuperación de la acumulación anterior dentro de la comunidad de centros de datos de hiperescala contribuyó a un gran salto en este segmento en comparación con el primer trimestre de este año”.

En estos meses el ranking de proveedores estuvo liderado por HPE/H3C y Dell Techologies, que alcanzaron un empate estadístico con participaciones del 15,7% y del 15,6%, respectivamente. El tercer lugar fue para Inspur, con una cuota del 9,4%, seguido por Lenovo (7%) e IBM (5%). Por su parte, los proveedores ODM Direct acapararon el 26,7% de los ingresos totales, pero estos descendieron un 8,8% interanual hasta 6,300 millones. Y sus envíos representaron el 32,2% del total del mercado. IDC destaca que los ingresos generados por los servidores x86 disminuyeron un 2,2% hasta sumar 21.400 millones de dólares, mientras que los servidores con otras arquitecturas vieron un descenso de ingresos del 4,5% (2.300 millones).

En cuanto a la distribución geográfica del mercado, la región que más creció fue Asia Pacífico, excluyendo a China y Japón (8,6% interanual), seguida por América Latina (4,6%) y China (3,4%). El resto de mercados vio un descenso de ventas, que fue especialmente acusado en Japón, donde los ingresos bajaron un 21,2% interanual. A continuación, se situó Norteamérica, con un descenso del 5,7% y EMEA, donde los ingresos cayeron un 2,3% con respecto al segundo trimestre de 2020.