Más velocidad de red para acelerar el acceso a los datos en los servidores

  • Noticias y Actualidad

almacenamiento_servidores_flash

El crecimiento de datos es imparable y los operadores de centros de datos y especialistas en computación de alto rendimiento demandan una mayor velocidad de red para los equipos. Así, la presión de los hiperescaladores y de las aplicaciones de IA propiciará un cambio en la industria de servidores, haciendo que los fabricantes implementen conexiones de 100 Gbps o más en los próximos 5 años.

La digitalización se propaga a todos los ámbitos, lo que está elevando el volumen de datos que deben ser capturados, almacenados, procesados y enviados. Esto obliga a la industria tecnológica a incrementar constantemente la capacidad disponible en los servidores y plataformas de almacenamiento, pero también tiene un efecto muy profundo en las redes. Actualmente la mayoría de servidores presentes en los centros de datos y las empresas disponen de conectividad Ethernet de 25 Gbps, un estándar que está vigente desde 2016, pero que ante las necesidades actuales se muestra muy limitado.

Especialmente en el contexto de los centros de datos hiperescala y las plataformas de computación para aplicaciones intensivas en datos, como la inteligencia artificial, que necesitan acceder a grandes volúmenes de datos a una velocidad que nunca es suficiente. Con la mejora de las interfaces de comunicación entre almacenamiento y procesador, la introducción masiva de aceleradores de procesamiento y la diversificación de las fuentes de datos dentro y fuera de las instalaciones, la industria demanda un nuevo salto de velocidad en las comunicaciones de red.

Las últimas estimaciones de los investigadores de Dell’Oro Group son que los ingresos del mercado de controladores y adaptadores Ethernet para servidores crecerá a una CAGR del 4% entre 2020 y 2025, para cuando alcanzará unos 3.200 millones de dólares. Y atribuyen este crecimiento al avance de los nuevos puertos de 100 Gbps, que están llamados a ser el estándar predominante en el sector en la próxima década. Poco a poco irá sustituyendo a las anteriores conexiones de 25 Gbps, que a su vez han ido desplazando a las de 10 Gbps, que se utilizaban en gran cantidad de servidores de uso general.

Pero en el ámbito de los centros de datos hiperescala y de las plataformas informáticas para inteligencia artificial, big data y otras aplicaciones de uso intensivo de datos el estándar de 100 Gbps se va a convertir en imprescindible. Al menos para los equipos más sencillos, porque en sistemas de alto rendimiento se buscarán velocidades mayores, que ayuden a eliminar los cuellos de botella que se podrían generar al contar con tejidos de datos cada vez más amplios y diversos. Aunque actualmente el estándar dominante entre los proveedores de servicios en la nube y las empresas es el de 25 Gbps, los expertos creen que para 2023 los puertos de 100 y 200 Gbps superarán los ingresos que estos generan.

Esto se apoyará en los cambios que están realizando los operadores de grandes centros de datos en sus redes a mayor escala, que están actualizando a velocidades de 400 Gbps para acelerar el acceso a los datos y a los servicios de sus clientes. Y entre los operadores hiperescala más grandes se está avanzando en la implementación de velocidades de hasta 800 Gbps. En la computación de ámbito general la velocidad de las redes ethernet está evolucionando desde los 25 Gbps a los 100 Gbps, mientras que en los servidores acelerados para inteligencia artificial la norma va a ser durante algún tiempo el estándar de 100 Gbps, que en los próximos años irá evolucionando hacia los 200 Gbps.