En busca de más velocidad para las redes dentro y fuera de los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos

La Ethernet Alliance acaba de anunciar los nuevos estándares de red 802.3cu, que permiten transmitir datos a 100 y 400 Gbps, superando los límites de rendimiento y de distancia efectiva en las comunicaciones dentro y fuera de los centros de datos. Pero, con entornos de datos cada vez más exigentes y distribuidos, continúan persiguiendo un nuevo salto de prestaciones que permita competir con otras alternativas que también prometen soluciones para los enlaces de larga distancia.

Mientras otras tecnologías de red pugnan por establecerse como el sustituto del estándar de red más clásico, los desarrolladores de Ethernet continúan evolucionando su tecnología para proporcionar el rendimiento que requieren los entornos de TI más exigentes, y las redes de infraestructura distribuidas. Actualmente la fibra se presenta como una solución perfecta para satisfacer los requisitos cada vez mayores de las líneas externas, por lo que la Ethernet Alliance ha optado por este canal para elaborar su nuevo estándar IEEE 802.3cu, que acaba de presentar en el último Foro de Exploración de Tecnología 2021.

Durante este evento han explicado que este estándar permite transmitir datos a 100 Gbps y 400 Gbps a través de fibra monomodo, aprovechando las prestaciones que ofrece la fibra óptica en este sentido. Explican que, gracias a esta tecnología, los usuarios pueden mejorar el control de costos, ya que las operaciones a través de una fibra única consumen menos energía. Y también permiten operar plataformas más densas, gracias a que la generación de calor es menor, algo vital para las infraestructuras TI actuales.

Pero no todo es fibra, ya que las líneas basadas en cable de cobre todavía son omnipresentes, sobre todo dentro de las instalaciones, por lo que han trabajado intensamente en el desarrollo del estándar IEEE P802.3ct, que ya se encuentra en la etapa de revisión final. Esta especificación es el que se empleará en los sistemas de multiplexación por división de longitud de onda densa (DWDM), que de momento permite conexiones por cable de cobre a una velocidad máxima de 100 Gbps, pero que en el futuro podrá expandirse a 200 Gbps y hasta 400 Gbps.

Además, han anunciado que esta es la primera especificación de Ethernet de tecnología DWDM capaz de transmitir a esta velocidad a través de líneas de al menos, 80 kilómetros. Esto, en su opinión, ofrece posibilidades muy interesantes para la recuperación ante desastres y para las plataformas orientadas a la resiliencia, entre otros usos que requieren comunicaciones estables y rápidas a larga distancia.

Otro avance significativo que han anunciado es el establecimiento oficial de un grupo de trabajo para el desarrollo de la especificación IEEE P802.3ck, que se basa en redes eléctricas para las comunicaciones Ethernet. Una vez completado su desarrollo, esta tecnología promete elevar la velocidad de comunicaciones a través de líneas eléctricas a 100 Gbps, un salto importante con respecto a las prestaciones actuales. Y la Ethernet Alliance espera que posteriormente pueda elevarse hasta 200 o 400 Gbps, aunque para lograrlo todavía hace falta mucho trabajo y desarrollo tecnológico.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology