Los fabricantes de SSD cambian componentes clave sin avisar

  • Noticias y Actualidad

Samsung v6 ssd

A causa de los problemas que se están produciendo en la cadena de suministro de semiconductores, algunos importantes fabricantes de SSD se han visto obligados a cambiar componentes que afectan al rendimiento de los discos. Pero han tardado en avisar a los clientes de estas modificaciones, que reducen el rendimiento de forma apreciable en determinadas cargas de trabajo y pueden influir en otras características importantes como la vida útil de los discos.

La escasez de semiconductores que se ha producido a causa de la pandemia está teniendo consecuencias en muchos ámbitos de la tecnología, pero no todos los fabricantes están comunicando adecuadamente estos problemas a sus clientes. Este es el caso de marcas como Western Digital o Samsung, que han lanzado varios modelos de SSD muy populares al mercado con componentes y características diferentes a las anunciadas en las especificaciones técnicas. Estas modificaciones afectan al rendimiento de las unidades, que presentan velocidades de escritura inferiores a las del modelo “auténtico”.

Este tipo de cambios se deben a que los fabricantes no están pudiendo obtener los componentes originales en la cantidad suficiente como para satisfacer la demanda del mercado, y han decidido recurrir a otros proveedores para seguir vendiendo productos muy populares. Por ejemplo, el SSD 970 EVO Plus de 1TB de Samsung, cuya versión de junio de 2021 funciona de forma diferente a como lo hacía la versión de abril de este mismo año. Un divulgador chino ha hallado diferencias notables en su comportamiento, y algunas conllevan una pérdida de rendimiento, pero el fabricante no había modificado la hoja de especificaciones del producto.

Algo similar ha sucedido con el SSD WD Blue SN550 NVMe, de Western Digital, cuya versión de julio de 2021 presenta una gran diferencia de rendimiento con respecto al de lotes anteriores. De hecho, en este caso cuando se llena la memoria caché el rendimiento de la unidad desciende a la mitad, algo que afecta mucho al funcionamiento de los equipos que montan este disco. En este caso, el fabricante modificó la hoja de especificaciones en la página del producto. Pero, a pesar de suponer un cambio tan notable, no lo comunicó debidamente a los posibles clientes, que se han encontrado con una desagradable sorpresa al evaluar el desempeño de sus equipos.

Tras hacerse públicos estos problemas las compañías han emitido sendos comunicados explicando la situación, aunque para muchos tampoco han sido lo suficientemente concretos en cuanto a su efecto en el rendimiento para cargas de trabajo concretas, ni sobre el posible cambio en su durabilidad. Y este tipo de problemas no solo afecta a estas marcas, sino que otros fabricantes como ADATA y Crucial también han sido acusados de realizar las mismas prácticas sin avisar a los clientes.

Muchos expertos de la industria, incluidos algunos fabricantes de chips destacados, han reconocido recientemente que la crisis de semiconductores va a prolongarse, y cabe esperar que estos problemas puedan repetirse, por lo que se recomienda estar muy atento a los posibles cambios en las especificaciones de productos como los SSD de cara a futuras compras. Además, es vital conocer exactamente la serie a la que pertenecen los discos antes de comprarlos, a fin de conocer con precisión cuál será su desempeño real.