El cable submarino 2Africa se ampliará con cuatro nuevas ramificaciones

  • Noticias y Actualidad

2AfricaCable

Los impulsores del cable submarino 2Africa, que circunvala el continente africano para mejorar la conexión con Europa y Medio Oriente, han anunciado su intención de construir cuatro nuevas conexiones. Estas ramificaciones aterrizarán en Angola, Nigeria y los archipiélagos de las islas Seychelles y las Comoras, ampliando el alcance de la que será el mayor cable submarino de la región de EMEA.

El proyecto de cable 2Africa nació como una iniciativa para construir una línea de datos de nueva generación que parte de Reino Unido y circunvala el continente africano, para después retornar a Europa a través del Canal de Suez, hasta aterrizar finalmente en las costas españolas. A lo largo de sus 37.000 kilómetros de recorrido cuenta con numerosas ramificaciones que conectan el cable con diferentes puntos de la geografía europea, africana y asiática, en las inmediaciones de India, sumando 23 países.

Los responsables de este mastodóntico proyecto son Facebook y un consorcio formado China Mobile International, MTN GlobalConnect, Orange, STC, Telecom Egypt, Vodafone y West Indian Ocean Cable Company, y otras compañías. Tras completar la infraestructura principal, sus creadores anunciaron la incorporación de Canarias y ahora acaban de anunciar su intención de construir otras cuatro ramas que proporcionarán acceso a Angola, Nigeria, Seychelles y Comoras. Así, en total, conectará 26 países mediante un total de 35 estaciones de aterrizaje.

En un comunicado reciente, los responsables de Facebook han dicho que su importante inversión en el cable 2Africa “se basa en varias otras inversiones que hemos realizado en el continente, incluidas las inversiones en infraestructura en Sudáfrica, Uganda, Nigeria y la República Democrática del Congo”.

Además, han comentado que ya han llevado a cabo la mayor parte de las inspecciones del cable submarino, construido por Alcatel Submarine Networks, y que casi han completado las implementaciones en Egipto y en la región del Mar Mediterráneo. En base a su progreso, están convencidos de que el cable entrará en funcionamiento a finales de 2023, cuando lograrán un gran salto en la velocidad y en la calidad de la interconexión dentro de la región de EMEA.

Esto beneficiará a los mercados de telecomunicaciones, centros de datos y de la nube, que esperan acelerar su crecimiento en la próxima década, gracias a proyectos como este, y otros que contribuirán a crear un ecosistema de redes de nueva generación entre África y diferentes regiones de todo el mundo.