5G SA impone nuevos requisitos para los centros de datos de telecomunicaciones

  • Noticias y Actualidad

infraestructuras 5G

Los operadores de telecomunicaciones que están embarcándose en la actualización a tecnologías 5G Standalone se enfrentan a grandes cambios en su infraestructura, que incluyen sus centros de datos. Porque los requisitos técnicos que impone 5G en estas instalaciones son diferentes a los de generaciones anteriores de redes móviles, especialmente en lo que se refiere a las redes de transporte, que deben garantizar las características de rendimiento y latencia que exige esta nueva tecnología.

La evolución de las redes móviles hacia tecnologías basadas 100% en 5G está siendo más lenta de lo previsto, ya que implica una gran inversión de los operadores de telecomunicaciones. Para ofrecer la mejor versión de las nuevas redes deben dejar atrás las infraestructuras anteriores, basadas en 3G, 4G y las versiones más avanzadas de 4G TLE, que muchos operadores están manteniendo para proporcionar los primeros servicios 5G. Pero adoptar 5G SA implica cambiar casi completamente su infraestructura de redes, y también sus centros de datos de telecomunicaciones.

Según los expertos de ABI Research, los operadores de telecomunicaciones que están llevando a cabo la transición a 5G Standalone necesitan tener un conocimiento preciso de los requerimientos técnicos imprescindibles en los centros de datos para redes 5G SA. En algunos aspectos fundamentales estos son completamente diferentes a los de la infraestructura para las anteriores redes móviles, y es vital conoce cuáles son las tecnologías habilitadoras para cubrir estas necesidades.

En su investigación, ABI Research destaca especialmente que las soluciones de transporte emergentes pueden ayudar a los operadores a construir redes que aprovechen todo el potencial de las tecnologías 5G. Y esto se traduce en la capacidad para brindar los mejores servicios a los clientes, incluyendo las aplicaciones empresariales más exigentes, lo que supondrá un factor verdaderamente diferenciador con respecto a los operadores que no se han embarcado de verdad en la transición a 5G SA.

Miguel Castañeda, analista industrial de ABI Research, señala que “el auge del centro de datos de telecomunicaciones tiene un alto grado de confluencia con los requisitos de las arquitecturas 5G Standalone”. Explica que la dependencia que tienen las tecnologías 5G SA de los centros de datos de telecomunicaciones “se puede atribuir a la creciente convergencia de la computación en la nube y las arquitecturas de redes tradicionales. Los centros de datos de telecomunicaciones aprovechan una combinación de principios de prestación de servicios en la nube, como arquitecturas orientadas a servicios (SOA), arquitecturas basadas en servicios (SBA) y microservicios para proporcionar servicios de red 5G a consumidores y empresas”.

Los investigadores explican que los centros de datos de telecomunicaciones se pueden clasificar en base a la proximidad geográfica a los usuarios finales, y a las capacidades de admitir funciones de red específicas. Algunas instalaciones están diseñadas para encargarse de funciones de red críticas, centradas en proporcionar la mínima latencia posible, y otras están pensadas para admitir las cargas de trabajo menos críticas, como aplicaciones de facturación y otras funciones OSS/BSS. Además, existen otras características a tener en cuenta a la hora de diseñar los centros de datos que formarán parte de las redes 5G SA, como el tamaño y las limitaciones de energía, que deben ajustarse al volumen estimado de tráfico y de clientes finales en cada ubicación, que pueden ser muy diferentes entre las grandes ciudades, las zonas industriales y las localidades más pequeñas.

Al tratarse de redes mucho más diversificadas, se requieren muchos más centros de datos de diferente escala para construir una red 5G nativa. Esto hace que las redes que intercomunican las instalaciones sean extremadamente importantes para ofrece el nivel de servicio esperado. Los expertos destacan ciertas características clave que deben tener en cuenta los operadores al construir sus redes de centros de datos, como la Arquitectura de Separación de plano de usuario y control (CUPS) en las implementaciones de computación perimetral de acceso múltiple (MEC).

También destacan la necesidad de contar con capacidades avanzadas de análisis, orquestación, sincronización y automatización, lo que permite garantizar la disponibilidad y eficacia de los servicios en toda la red, tanto en las zonas más densificadas como en las más diversificadas. Y es vital que las soluciones de transporte 5G se adapten de forma dinámica y eficiente a las cargas de trabajo de la red y a las capacidades y requisitos específicos de los centros de datos de telecomunicaciones, ayudando a optimizar los servicios y a rentabilizar al máximo las inversiones en esta nueva infraestructura.

Castañeda concluye su informe diciendo que “las soluciones de transporte modernas necesitarían poseer capacidades físicas y lógicas como la conmutación de etiquetas multiprotocolo de enrutamiento de segmentos (SR-MPLS), soporte para múltiples tipos de tráfico a través de soluciones Ethernet canalizadas y hardware optimizado para los bordes, como el procesamiento coherente de señales digitales (DSP) que tienen menor huella en el centro de datos”.