Las empresas de telecomunicaciones pierden peso en el mercado de la nube

  • Noticias y Actualidad

datacenter hiperescala

El mercado de plataformas en la nube cuenta con tres principales categorías de proveedores, que son los grandes hiperescaladores, los proveedores de segundo nivel y los de la industria de telecomunicaciones. En los últimos años los gigantes de la nube a hiperescala han ido ganando terreno al resto de proveedores, y esos han comenzado a cambiar el enfoque para abordar nuevos mercados y contrarrestar el avance imparable de las grandes tecnológicas.

Desde que comenzó a popularizarse la nube han surgido tres categorías de proveedores de servicios de almacenamiento y computación cloud. Primero están los grandes hiperescaladores, que cuenta con infraestructuras masivas, capaces de dar servicio a gran cantidad de clientes en zonas muy amplias, gracias a que crean auténticas regiones cloud, generalmente con varias zonas de disponibilidad para garantizar el acceso de los clientes a los servicios.

Después están los proveedores de “nivel 2”, un grupo más amplio de empresas que siguen un enfoque similar, pero a una escala menor, y que están repartidos por todo el mundo. Después están los proveedores de telecomunicaciones, que ofrecen sus propios servicios en la nube a sus clientes, aprovechando su infraestructura tecnológica y apoyándose en sus propios centros de datos, o en instalaciones de terceros.

Como explican los expertos de la firma de investigación Omdia en su último informe sobre el mercado de la nube, en los últimos años la balanza se ha decantado claramente por grandes hiperescaladores como Amazon, Microsoft o Google, entre otros. En 2019 estas compañías lograron acaparar un 35% de todos los ingresos por servicios en la nube fuera de las instalaciones, ganando 11 puntos desde 2016, y el año pasado han incrementado aún más su dominio sobre el mercado.

Por su parte, los proveedores cloud de nivel 2, que acaparaban el 60% del mercado en 2016, han visto reducida su participación a un 50% en 2019, y este año pasado han perdido más participación en favor de otros gigantes como Google o Alibaba, que están tratando de competir con los líderes de la industria. Por su parte, las empresas de telecomunicaciones han visto reducida su cuota en el mercado de la nube de un 18% en 2016 a un 15% en 2019.

Esto se produce en un contexto en el que el mercado de la nube no para de crecer, que los gigantes de la nube están sabiendo explotar al máximo, aprovechando impulsos extra como el que ha generado la pandemia iniciada en 2020. Las estimaciones de Omdia son que el mercado habrá crecido en torno a un 29% interanual entre 2019 y 2020, aunque otros investigadores elevan esta cifra hasta más del 30%. En cualquier caso, anticipan que el mercado seguirá creciendo a una CAGR del 16% entre 2019 y 2024, generando grandes oportunidades para todos los actores del mercado.

Aunque consideran muy probable que los proveedores de telecomunicaciones sigan perdiendo peso en el mercado convencional de la nube, por lo que están buscando otros caminos a través de asociaciones con los gigantes de la nube para proporcionar servicios de comunicaciones 5G, computación y otros servicios pensados para los entornos de infraestructura TI en el borde. Los expertos mencionan varios ejemlpos, como las colaboraciones entre AT&T y Verizon, Google y Telefónica, Orange y Google o IBM Cloud y AT&T, aunque hay otros casos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology