Reino Unido se muestra proteccionista ante la venta de su mayor fábrica de chips

  • Noticias y Actualidad

Fabrica_Memoria_Procesador_Intel_Semiconductor

El Primer Ministro e Reino Unido se ha mostrado preocupado por la venta de una fábrica británica de chips a una firma holandesa, que realmente pertenece a una empresa china. Ante los posibles riesgos para la seguridad nacional y teniendo en cuenta el impacto para la industria británica de semiconductores, Boris Johnson ha ordenador realizar una revisión a fondo del acuerdo, y hay posibilidades de vetar el acuerdo.

Recientemente se ha conocido el acuerdo de venta de la empresa británica Newport Waffer Fab, el principal fabricante de chips del país, a la firma holandesa Nexperia. Pero esta pertenece a la empresa china Wingtech, lo que ha hecho saltar las alarmas entre el ejecutivo de Reino Unido, que se muestra preocupado por los posibles riesgos para la seguridad nacional y para la industria nacional de semiconductores. Por ello, el Primer Ministro, Boris Johnson, ha ordenado realizar una investigación exhaustiva del acuerdo que, según se rumorea, sería por un importe de unos 63 millones de libras esterlinas, una cifra cuanto menos sospechosa.

A comienzos de la semana pasada comenzaron a surgir preocupaciones ante la posible venta de un activo que se considera cada vez más estratégico en muchos países, especialmente para una nación que no cuenta con una infraestructura muy potente de fabricación de chips. Teniendo en cuenta que la escasez de semiconductores podría prolongarse durante varios años, el gobierno empieza a considerar que no es un buen momento para vender la principal fábrica del país, menos aún por un valor muy bajo para unas instalaciones de este tipo.

En unas declaraciones realizadas a la CNBC el pasado lunes, Tom Tugendhat, líder del Grupo de Investigación de China del gobierno del británico, y presidente del Comité Selecto de Asuntos Exteriores, se mostró sorprendido porque la compra no esté bajo la supervisión de la Ley de Inversión y Seguridad Nacional. Y dijo que el gobierno “aún no ha explicado por qué estamos haciendo la vista gorda ante la caída de la fundición de semiconductores más grande de Gran Bretaña en manos de una entidad de un país que tiene un historial de uso de tecnología para crear apalancamiento geopolítico”.

En respuesta a estas declaraciones, el gobierno dijo que no consideraba apropiado intervenir ahora, pero que estaría vigilando el desarrollo de la operación. Desde entonces esta posición se ha endurecido, y el miércoles la respuesta del Primer Ministro ha sido ordenar a su asesor de seguridad nacional la revisión del proceso de compra. Y, tras haber dado anteriormente el visto bueno a la operación, las autoridades de Gales se han mostrado satisfechas por la revisión de este acuerdo.

Habrá que esperar a conocer los resultados de la investigación, pero los expertos afirman que se está extendiendo una corriente de proteccionismo sobre la industria de semiconductores que podría poner muchas trabas a la venta de este activo a un competidor comercial como China. Teniendo en cuenta que otras operaciones como la venta de ARM a Nvidia también están siendo sometidas a una investigación, y que los semiconductores se están convirtiendo en un activo crítico para fortalecer otras industrias nacionales, no es descartable que el país intervenga para vetar el acuerdo, o imponga unas condiciones distintas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestro colaborador NetApp.