Se prepara una gran adquisición en la industria de memoria

  • Noticias y Actualidad

Toshiba_WDC_Fabrica_Memoria_1

Desde el pasado verano la firma Bain Capital se plantea la posibilidad de vender la empresa Kioxia, uno de los principales fabricantes mundiales de chips de memoria de nueva generación. Ahora, dos grandes compañías del sector han mostrado interés en lo que podría ser una de las adquisiciones más sonadas de los últimos años, que tendría un impacto significativo en la industria.

A mediados de 2020 la empresa de fabricación de memoria Kioxia, una de las más importantes del sector, comenzó a hablar de la posibilidad de realizar una oferta pública para el mes de octubre, que entonces se valoraba en unos 20.000 millones de dólares. El motivo es que los ingresos de la compañía estaban viéndose afectados por las restricciones estadounidenses al comercio con empresas chinas, especialmente Huawei. Y la volatilidad del mercado provocada por la pandemia de COVID-19 solo estaban empeorando la situación.

Debido a ello, la oferta pública que se habían plantead redujo mucho su valor, hasta unos 16.000 millones de dólares, pero en septiembre la compañía decidió cancelar el plan por completo. Aun así, la posibilidad de adquirir una empresa con tanto potencial ha despertado el interés de sus competidores, que ahora se están planteando seriamente hacer una oferta para adquirir una de las maquinarias de fabricación de memoria más importantes del mundo.

De hecho, en un reciente artículo publicado en el Wall Street Journal los expertos afirman que dos gigantes del sector como Western Digital y Micron están compitiendo por hacerse con Kioxia Holdings, cuyo valor ahora se estima en unos 30.000 millones de dólares. Esto significaría mucho para cualquiera de las dos empresas, ya que al adquirir la capacidad de fabricación de esta compañía podrían competir con más fuerza contra los líderes del sector.

Aunque no hay nada formalizado con estos candidatos, y no está nada claro si se producirá la venta en los términos que se plantean, en el artículo de The Wall Street Journal explican que sigue activa la posibilidad de que se produzca una OPI a finales de este año. Con ello, la firma de capital riesgo Bain Capital pretende liberarse de una empresa que ahora se encuentra en dificultades. Aunque su anterior propietaria, Toshiba, todavía mantiene el 40% de Kioxia, Bain y sus socios (Apple, Dell, Kingston y Seagate, entre otros) podrán recuperar su inversión inicial de 18.000 millones de dólares.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology