Nuevos avances en el cable que unirá Estados Unidos con Australia

  • Noticias y Actualidad

Southern-Cross-Next-Cable

Los constructores del cable Southern Cross Next acaban de anunciar el aterrizaje de su nueva línea en las costas de California, que será el punto de contacto principal con Estados Unidos. Tras esta etapa, se espera que esta infraestructura esté operativo a principios del año que viene, proporcionando la línea de más alta velocidad entre Norteamérica y Oceanía.

En los últimos años varios proyectos importantes de cable submarino que habrían conectado nodos importantes a lo largo del Océano Pacífico han sido cancelados. Sobre todo, por la intervención de Estados Unidos, que quiere limitar el desarrollo de las redes vinculadas a China y sus empresas de telecomunicaciones. Pero el proyecto del cable SX Next, desarrollado por la empresa Southern Cross Cable Network, está progresando a buen ritmo.

Se trata de la línea más moderna que conectará Estados Unidos con Australia y diferentes puntos de Oceanía, que podría ser el tramo de cable directo más largo del mundo. Ahora, sus constructores han anunciado el aterrizaje de su cable en las costas de Hermosa Beach, a 20 millas del centro de Los Angeles, en California, desde donde enlazará con otros puntos de la geografía norteamericana.

Para tender la línea por el fondo oceánico se ha empleado el barco Ile de Sein, del proveedor independiente de infraestructuras submarinas Pacific Carriage Limited. Una vez que se haya completado su construcción, a principios de 2022, el cable SX Next abarcará un total de 45.000 kilómetros, conectando 12 estaciones de cable y ocho centros de datos en los dos continentes, a quienes proporcionará un ancho de banda de 72 Tbps.

Laurie Miller, directora ejecutiva de Pacific Carriage, ha comentado que “puede ser fácil perder de vista la complejidad y la magnitud de la ingeniería involucrada en la construcción de lo que podría decirse que es el cable submarino de un solo tramo más largo del mundo. Sin embargo, los esfuerzos de los equipos altamente capacitados en Southern Cross y nuestros socios como HMB IX demuestran lo que se puede lograr mediante el poder del trabajo en equipo”.