No todo es hiperescala en el mercado de la tecnología empresarial

  • Noticias y Actualidad

infraestructura servidores

Los proveedores de la nube hiperescala dominan absolutamente el mercado de TI, pero las empresas continúan necesitando a los proveedores de infraestructura más pequeños. Estas empresas todavía tienen un papel importante que jugar en el mercado tecnológico, ofreciendo otros modelos de precios y modalidades de servicio pensadas para la nube privada empresarial y la infraestructura local, que siguen siendo importantes para los clientes.

En los últimos años se ha disparado el uso de servicios en la nube pública en el ámbito empresarial, lo que ha impulsado el meteórico crecimiento que están experimentando los grandes proveedores hiperescala. Los líderes de este mercado, como Amazon Web Services, Microsoft Azure y Google Cloud Platform, van a seguir incrementando sus ingresos a tasas de dos dígitos en los próximos años, lo que hace pensar que acabarán aplastando a los proveedores de infraestructura más pequeños, que no tienen la misma capacidad de expansión ni pueden ofrecer una pila tan completa de servicios en la nube.

Pero, según un estudio realizado por Everest Group, los proveedores de infraestructura más pequeños tienen todavía muchas oportunidades, ya que las empresas no solo están interesadas en los servicios de los gigantes de la nube. Las tendencias actuales en materia de infraestructura TI no se basan únicamente en la nube, sino que las empresas siguen manteniendo un cierto nivel de infraestructura local para el almacenamiento, la copia de seguridad y ciertas aplicaciones, y también están adoptando una estrategia multicloud para no quedar atrapados por un solo proveedor y ganar en resiliencia.

Estos son ámbitos en los que los proveedores de infraestructura no hiperescala pueden encontrar nuevas oportunidades para seguir creciendo, aunque los expertos recomiendan adoptar una estrategia diferenciadora con respecto a los gigantes. Por ejemplo, mediante modelos de precios e infraestructura que sólo pueden ofrecer proveedores más pequeños, y que tienen un grana tractivo para las empresas que quieren contar con una nube privada y aplicar un enfoque de TI híbrida que saque partido a su infraestructura local.

En el informe de Everest los expertos explican que “más del 90 por ciento de las empresas ya aprovechan una o más nubes públicas en su entorno empresarial. La pandemia ha acelerado aún más la migración empresarial a la nube pública, y la mayoría de las empresas obtienen beneficios de continuidad comercial durante la pandemia”. Pero, aunque los proveedores hiperescala de la nube pública dominarán el gasto empresarial en TI en los próximos años, para responder a las múltiples necesidades de sus clientes empresariales deberán diversificar su oferta a otros servicios más especializados, como la inteligencia artificial o el aprendizaje automático.

Y es precisamente en estos campos tecnológicos donde los proveedores no hiperescala pueden enfocarse para capturar una demanda que crecerá saludablemente en la próxima década. En este tiempo las empresas adoptarán estas tecnologías a través de terceros, ya que desarrollarlas internamente solo está al alcance de las organizaciones con más recursos. Aunque los hiperescaladores seguirán este camino en los próximos años, los proveedores más pequeños pueden jugar sus propias cartas para capturar más clientes, basándose en la innovación.

El informe señala que “los proveedores de infraestructura están aportando ofertas de servicios innovadores, no para competir con los hiperescaladores en la nube, sino para demostrar sus capacidades para ayudar a los clientes a construir un negocio digital”. Y muchas de estas innovaciones persiguen llenar vacíos importantes que no están contemplados en las ofertas de los gigantes de la nube, como seguridad de nivel empresarial, computación diseñada para cargas de trabajo específicas, un panel único de administración y una facturación transparente.

Así, la gran baza de los proveedores de TI es su profundo conocimiento del panorama de la TI empresarial, donde la experiencia permite ofrecer a los clientes ofertas personalizadas y servicios de consultoría y soporte técnico que tienen un especial valor para las empresas, ya que les facilita la transición a la era digital. Por ello, los responsables de este informe afirman que “los proveedores de servicios de TI han desarrollado este conjunto de habilidades, mientras que los hiperescaladores, comparativamente, tienen una comprensión menor del panorama de TI empresarial”.