La nube pública permitirá reducir las emisiones de carbono en Asia Pacífico

  • Noticias y Actualidad

nube cloud

Según un estudio reciente, las empresas de Asia Pacífico podrían reducir sus emisiones de carbono en un 78% si migran de sus centros de datos locales a la infraestructura en la nube pública. Los expertos aseguran que estos servicios ofrecen grandes oportunidades para reducir el consumo energético, garantizando la continuidad de las operaciones y la protección de los datos y las aplicaciones.

La nube pública lleva años presentándose como una solución perfecta para las empresas que quieren reducir los costes de construcción y mantenimiento de la TI local y seguir avanzando en la transformación digital. Pero los servicios de infraestructura en la nube pública tienen ventajas adicionales, como la reducción de emisiones de carbono derivadas del funcionamiento de los equipos. Según un estudio Carbon Reduction Opportunity of Moving to the Cloud for APAC, realizado por 451 Research y Amazon Web Services, el mercado emergente de Asia Pacífico ofrece grandes oportunidades en los próximos años para los proveedores de la nube. Sus responsables afirman que las empresas de la región podrían reducir sus emisiones de carbono en hasta un 78%, adoptando servicios de infraestructura en la nube pública.

Kelly Morgan, directora de investigación de servicios e infraestructura de centros de datos de 451 Research, explica que, según sus estimaciones, “los centros de datos en la nube de hiperescala realizan en promedio las mismas cargas de trabajo con casi cinco veces la eficiencia energética de las empresas típicas de APAC y las organizaciones del sector público”. Además, cree que, si todas las operaciones en la nube pública en Asia Pacífico estuviesen alimentadas por energías 100% renovables, la reducción de las emisiones de carbono de la región podría llegar hasta el 90%.

Esto se debe a que los hiperescaladores de la nube pública están más involucrados que otras empresas de la industria en la transición hacia energías renovables, estableciendo acuerdos de suministro de muchos megavatios e, incluso, invirtiendo en la construcción de plantas de generación propias para sus nuevas instalaciones. Otra de sus bazas es que en regiones como Asia Pacífico hay una grave la falta de opciones de energía renovable para uso empresarial. En esta región en concreto el sector energético depende en gran medida de combustibles fósiles como el gas, el carbón o el petróleo, pero los gigantes de la nube están impulsando a energía no contaminante para cumplir con sus objetivos medioambientales.

Además, el índice de utilización de los servidores en las instalaciones de los operadores de la nube es de un 50% en APAC, mientras que las empresas llegan a un promedio de solo el 15%, desperdiciando mucha energía por tener sus equipos activos e infrautilizados. Y precisamente un 67% del ahorro energético que logran los operadores de la nube se debe al mayor aprovechamiento de los recursos.

En declaraciones recientes, Ken Haig, jefe de política energética de AWS Asia Pacífico y Japón, comenta que la región de APAC es una de las más desafiantes para las empresas que quieren contratar energía 100% renovable, pero asegura que están avanzando en este camino. Explica que “además de maximizar la eficiencia en nuestras operaciones para reducir la cantidad de energía necesaria para alimentar nuestros centros de datos, también estamos trabajando para generar energía 100% renovable para todas nuestras necesidades energéticas para 2030 y estamos en camino de alcanzar ese hito a nivel mundial para el 2025”.