El mercado norteamericano de equipos para fábricas de chips sigue creciendo

  • Noticias y Actualidad

Toshiba_WDC_Fabrica_Memoria_1

A lo largo de este año el mercado norteamericano de equipos para la fabricación de chips ha ido recuperándose, gracias a la gran demanda de los productores de chips que recurren a proveedores estadounidenses. En junio la facturación aumentó ligeramente con respecto al mes anterior, pero el verdadero indicador de la buena salud del sector está en la comparación con el mismo mes de 2020, cuando los ingresos fueron de menos de la mitad.

La pandemia causó estragos en muchas industrias el año pasado, aunque la de equipos para la fabricación de semiconductores sufrió menos que otras. Aun así, el mercado norteamericano todavía tenía mucho que recuperar, ya que el año anterior se vio afectado por varios problemas. Pero con la actual crisis de escasez de chips los fabricantes de procesadores, memoria y otros componentes están tratando de acelerar la fabricación y construir nuevas plantas, lo que está beneficiando a los proveedores americanos de equipos para la producción de chips.

Como consecuencia, desde finales del año pasado se ha venido produciendo una recuperación acelerada del sector, que ha continuado en los últimos meses. Según las últimas cifras publicadas por la organización SEMI, el pasado mes de junio la facturación alcanzó unos 3.670 millones de dólares, un 2,3% más que durante el mes anterior (3.590 millones). Puede parecer poco, pero no lo es si se compara con junio del año pasado, cuando la facturación fue un 58,4% más baja (2.320 millones).

Ajit Manocha, presidente y director ejecutivo de SEMI, comenta que “el mercado de equipos semiconductores demostró un crecimiento extraordinario en la primera mitad de 2021. Estamos siendo testigos de un cambio estructural en la industria marcado, a causa de mayores inversiones de capital, a medida que la demanda de los semiconductores necesarios para impulsar las tecnologías desatadas por la innovación y la digitalización de las economías continúa creciendo”.

Esta tendencia probablemente continuará en el futuro, ya que la crisis de semiconductores está transformando la industria, y en los próximos años se incrementará la capacidad de producción global. Esto seguirá estimulando el mercado de equipos para la fabricación de chips, y Norteamérica está muy bien posicionada, ya que cuenta con algunos de los principales proveedores a nivel mundial.