Aumentan los costos de equipos y componentes para los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos

La crisis que se ha venido produciendo en la cadena de suministro de semiconductores está afectando a los centros de datos, que tienen más dificultades para obtener equipos y componentes. Como consecuencia, en lo que va de año los operadores han sufrido un aumento sensible en los costos, y los expertos alertan de que la situación podría prolongarse, a causa de factores como la escasez de procesadores de nueva generación para servidores.

En el último año la escasez de semiconductores se ha hecho más notoria en ciertos segmentos, como el de procesadores para servidores y otros componentes para los centros de datos. La situación se ha ido agravando a medida que se ha reactivado la demanda de equipos, y a causa de la incapacidad de Intel para satisfacer la demanda de procesadores de nueva generación.

Según los expertos, se ha producido un círculo vicioso en el que los operadores de centros de datos han elevado la demanda, ejerciendo presión sobre los fabricantes, que tienen dificultades para obtener los chips y otros componentes necesarios para sus productos, y se ven en la necesidad de incrementar los precios a los clientes.

Esto se ha trasladado a otras categorías de equipamiento para los centros de datos, como los equipos de refrigeración y suministro eléctrico para las instalaciones. Según informan los expertos, se está produciendo una escasez cada vez mayor de ventiladores y baterías de litio para centros de datos, llegando incluso a afecta a la disponibilidad de materiales básicos como el acero, el cobre o el plástico.

La situación se está complicando y los expertos no tienen claro que se puedan encontrar soluciones a la escasez de ciertos componentes y materiales a corto plazo. Opina que probablemente se restablecerá el flujo de materias primas para los fabricantes de componentes básicos y ciertos equipos, pero no será fácil recuperar los niveles de disponibilidad de semiconductores clave como los procesadores. Esto pondrá trabas al mercado de servidores para centros de datos, y es posible que la competencia entre los compradores siga elevando más los precios.