Surge una posible alternativa al cable submarino de Micronesia

  • Noticias y Actualidad

Galapagos Cable Systems

Tras el varapalo al proyecto de cable submarino que conectaría las islas de Micronesia con Nauru y Kiribati, las autoridades de Nauru han iniciad conversaciones con otros socios en la región para buscar una alternativa. La más prometedora podría encontrarse en Australia, con quien están pensando en construir un enlace hacia el Coral Sea Cable, que permitiría mejorar la capacidad de interconexión en estas localizaciones tan remotas.

Algunos de los países insulares ubicados en la región del Pacífico adolecen de una gran precariedad en la conectividad a las redes globales, que dificulta la expansión de servicios dentro y entre las islas. Así, para acceder a Internet o a los servicios en la nube deben recurrir a nodos de comunicación y centros de datos muy alejados geográficamente, a través de redes que en su mayoría están anticuadas. Este es el caso de los Estados Federados de Micronesia (FSM), Kiribati y Nauru, que se juntaron para lanzar el proyecto del East Micronesia Cable, una infraestructura que habría modernizado la interconexión entre estas regiones, conectando con otras importantes líneas submarinas de Asia.

Pero, recientemente, Estados Unidos ejerció una fuerte presión en contra, aduciendo que uno de los postulantes a hacerse cargo del proyecto, HMN (antigua Huawei Marine Networks), y que tenía todas las posibilidades de obtenerlo, suponía una amenaza para la seguridad nacional. Como resultado, el proceso de concesión del proyecto ha sido cancelado, y con ello las aspiraciones de estos países de mejorar su acceso al mundo digital se han venido abajo.

Pero los responsables de esta iniciativa en la isla de Nauru han decidido ponerse manos a la obra y buscar una alternativa, para lo que ya están en conversaciones con Australia. Han propuesto la creación conjunta de una línea submarina que enlace con el Coral Sea Cable, lo que les proporcionaría una vía de comunicación más rápida para sus 12.581 habitantes.

Según ha informado la agencia Reuters, este proyecto incluiría la construcción de un cable desde Nauru hasta las Islas Salomón, que después seguiría hasta Honiara, desde donde partiría el enlace al Coral Sea Cable. Todavía no se puede afirmar si el proyecto verá la luz, pero supondría un avance para una región insular que necesita modernizar sus redes ante el avance digital, poniendo el foco tanto en la población y las empresas locales como en las necesidades vinculadas al turismo.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestro colaborador NetApp.