Nueva Zelanda cuenta con una nueva línea de interconexión global

  • Noticias y Actualidad

Southern-Cross-Next-Cable

El proyecto de construcción del cable submarino Southern Cross NEXT acaba de completar el enlace con la estación de aterrizaje ubicada en la playa Takapuna, en Auckland. Con este hito comienza la etapa final de construcción de esta nueva línea submarina, que supondrá un antes y un después en la industria de telecomunicaciones y en la interconexión de centros de datos en el país.

Finalmente, esta semana se ha completado la etapa del cable Southern Cross NEXT que llega hasta las costas de Nueva Zelanda, concretamente en la playa de Takapuna, en Auckland. Este proyecto está considerado como la ruta “express” de mayor capacidad que jamás ha llegado hasta el país, y proporcionará nuevos recursos de interconexión para las empresas de telecomunicaciones, los centros de datos y las organizaciones de Nueva Zelanda, que cuando comiencen las operaciones podrán sacar partido de esta nueva línea de nueva generación.

Los responsables de esta infraestructura son Spark y Southern Cross, que han logrado construir un cable con capacidad de 72 Terabytes, lo que en opinión de sus creadores supondrá aumentar la capacidad de conectividad internacional del país en un 100%. Y, según David Clark, Ministro de Economía Digital y Comunicaciones de Nueva Zelanda, el país depende en gran medida de los cables submarinos para conectar con el mundo, por lo que este nuevo proyecto supone un gran avance.

Afirma que “estar geográficamente aislados como lo estamos en Nueva Zelanda significa que nunca ha habido una mayor necesidad de invertir en nuestra infraestructura tecnológica y hacer crecer nuestra conectividad digital global. Una tecnología como esta es fundamental para que Nueva Zelanda forme asociaciones internacionales más sólidas que desbloqueen volúmenes de datos valiosos e impulsen la innovación”.

Se espera que el nuevo enlace esté activo en 2022, cuando el cable logre enlazar Nueva Zelanda con Australia, Tokelau, Kiribati, Fiji y Estados Unidos. Como explica Laurie Miller, CEO de Southern Cross, SX NEXT también permitirá expandir la red de la compañía, proporcionando más posibilidades y servicios a los clientes. Explica que “la finalización de NEXT interconectará a Nueva Zelanda con el mundo a través de un ecosistema de 12 estaciones de cable y ocho centros de datos clave en Australia y EEUU, que abarcan seis países y ocho zonas horarias, todos interconectados por más de 45.000 km de cable”. 

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestro colaborador NetApp.