Las inundaciones de los ríos pueden causar daños en los cables submarinos

  • Noticias y Actualidad

Galapagos Cable Systems

Un reciente estudio ha determinado que dos importantes cortes en cables submarinos que se produjeron en 2020 se debieron a deslizamientos de tierra submarinos. Estos fueron provocados por inundaciones de ríos importantes, que arrastraron grandes masas de agua y material, causando desplazamientos del fondo marino que cortaron las líneas.

Cuando un río se inunda arrastra materiales y grandes masas de agua hacia la desembocadura, provocando deslizamientos de tierra en el fondo marino cercano que pueden afectar a infraestructuras como los cables submarinos. Este ha sido el caso de dos cables africanos que en 2020 sufrieron daños importantes a causa de este tipo de fenómenos. Concretamente, el South Athlantic 3 / West Africa (SAT-3 / Wasc), que enlaza África con Portugal y España, sufrió en enero una avería en el tramo que se encuentra en Gabón. Por su parte, el cable West Africa Cable System (WASC), que conecta Sudáfrica con el Reino Unido, tuvo una rotura en el tramo frente a la costa de la República Popular del Congo.

Estos sucesos han motivado la realización de un estudio sobre las causas, llevado a cabo por la Universidad de Durham y codirigido por el especialista Angola Cables, que ha determinado que la causa de estos incidentes ha sido en ambos casos un gran deslizamiento submarino, provocado por la inundación de ríos. En la nota de prensa los expertos explican que “la falla del cable en el SAT-3 probablemente fue causada por un deslizamiento de lodo submarino excepcionalmente grande y poderoso que se originó en la desembocadura del río Congo, solo 10 días después de que el río Congo registrara su mayor inundación desde la década de 1960”.

Según explica el profesor Talling, uno de los responsables de la investigación, los datos que han recuperado de un sensor submarino de la zona y otras fuentes en el propio río Congo revelan que el deslizamiento de lodo submarino que se produjo es posiblemente el flujo de sedimentos más largo registrado hasta ahora en todo el planeta. Y señala que “la recopilación de pruebas y los datos registrados en estudios como estos son fundamentales para comprender la naturaleza de tales eventos subterráneos, y cómo la industria del cable submarino puede proporcionar soluciones más duraderas para mantener los cables y el mundo conectados”.

El problema está en que hasta el momento estos fenómenos no han podido ser debidamente estudiados, ya que no son tan frecuentes ni predecibles como otros. Pero para la realización de este estudio los investigadores situaron sensores a lo largo del gran cañón del río Congo, lo que les ha ayudado a comprender cómo se comportan los flujos de agua y materiales arrastrados por la corriente, en términos de velocidad, frecuencia y posible impacto en forma de deslizamientos y otros problemas.

Los responsables de este estudio esperan que su trabajo estimule la creación de más mecanismos de control en zonas donde pueden producirse estos desastres naturales. Y que los fabricantes e instaladores de cables submarinos tengan en cuenta estos problemas en sus diseños, lo que permitirá construir tendidos y estaciones de aterrizaje más resistentes ante los deslizamientos de tierra submarinos, un problema que se produce generalmente a profundidades por debajo de los 1.000 metros, donde las reparaciones son más costosas y lentas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology