El precio de la memoria aumentará en el tercer trimestre

  • Noticias y Actualidad

Intel_3D XPoint_Optane_Memoria

Los proveedores de memoria han ido consumiendo paulatinamente su inventario en los últimos meses, animados por la demanda de componentes para servidores y otras categorías de equipos. Como consecuencia, los expertos prevén que en el tercer trimestre los precios de la memoria DRAM y NAND flash van a aumentar, al menos a corto plazo, debido a la escasez general de chips y a la fluidez del mercado informático para empresas y consumidores.

En lo que va de año las empresas y los centros de datos han ido retomando la inversión en equipos como servidores, y los consumidores han seguido renovando el parque de ordenadores, tanto portátiles como sobremesa. Como resultado, los proveedores de memoria DRAM y NAND flash han ido consumiendo su inventario, y ahora se preparan para realizar nuevas compras de mayor volumen que en los meses anteriores, lo que va a tener un impacto en los precios de chips y módulos.

Según los expertos de TrendForce, en el primer semestre del año el inventario de los proveedores de memoria DRAM y NAND Flash tenía un promedio 3 a 4 semanas de margen, y de 4 a 5 semanas, respectivamente. Pero a partir de mediados de año se espera que el margen se reduzca, y el aumento de la demanda obligará a incrementar las compras. Esto incrementará el precio de productos de memoria, especialmente para servidores, rompiendo con la tendencia de depreciación que se venía produciendo en los últimos tiempos.

Concretamente, TrendForce prevé que el precio de la DRAM aumentará más de lo previsto, entre un 3% y un 8% con respecto al segundo trimestre de este año. Y la fuerte demanda de SSD hará que el precio de las obleas de NAND Flash y de los SSD empresariales crezca por encima de las previsiones anteriores (3%-8%), aumentando entre un 5% y un 10%. Esta situación tendrá implicaciones en otras industrias, aparte de las de productos para servidores y ordenadores de gama alta.

Por ejemplo, los expertos de TrendForce prevén que este incremento de precios perjudicará a los fabricantes de dispositivos móviles que verán un sobrecoste en la fabricación de sus productos, y/o un retraso en el ritmo de producción. Y lo mismo sucede con los fabricantes de ordenadores de consumo, que podrían sufrir los mismos problemas. Actualmente, los expertos cifran en un plazo de 8 a 10 semanas el margen de inventario de DRAM y NAND Flash de los fabricantes de dispositivos móviles, pero dada la situación de escasez de chips están reduciendo su producción para ajustarse a la menor disponibilidad que se verá en los próximos meses.

En cuanto a los fabricantes OEM de ordenadores, su inventario de DRAM se encuentra en torno a 8-10 semanas de margen, algunos algo más, pero la demanda de equipos no cesa, y se espera que este año se fabriquen unos 238 millones de equipos nuevos, un aumento interanual del 14,3%, por lo que tendrán más dificultades para reducir la producción y la adquisición de componentes de memoria. En el caso de NAND Flash, la escasez de controladores seguirá causando problemas en el tercer trimestre, ya que actualmente el inventario de los OEM alcanza solo para unas 4-5 semanas, lo que deja poco margen y obligará a adquirir chips a un precio potencialmente superior.

Así, en conjunto, los expertos de TrendForce opinan que es poco probable que los precios contractuales de productos de memoria sigan cayendo en lo que resta de 2021, al menos en términos generales. Sí es probable que algunas categorías continúen perdiendo valor, pero en conjunto el mercado de productos de memoria se encamina hacia una etapa de revalorización, impulsada por la dificultad para cubrir la demanda general de semiconductores de memoria y otros componentes vinculados a la producción de módulos DRAM y unidades de almacenamiento de estado sólido.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores NetApp y Synology