Mayor control sobre la distancia de los cabezales de grabación en los discos duros

  • Noticias y Actualidad

HDD SMR_Western Digital_Disco duro_2

En los discos duros magnéticos, el control de la distancia entre la superficie del disco rígido y el cabezal es un factor clave para optimizar el rendimiento y para garantizar la precisión necesaria en sistema de grabación de alta densidad. En los discos duros que vendrán en los próximos años hará falta una tecnología mejor que la actual, y un equipo de investigadores norteamericanos ya está trabajando en ello.

Uno de los sistemas clave en los discos duros mecánicos es el cabezal, una pieza que debe actuar con la máxima precisión para garantizar que los datos se registran y se leen con absoluta precisión, siguiendo el patrón que establece la tecnología de grabación magnética, sea cual sea. En esto es fundamental la distancia al disco rígido donde se graban los datos, un parámetro que puede verse afectado por las vibraciones que sufra el disco duro, especialmente en ordenadores portátiles, donde además los HDD están expuestos a movimientos y posibles golpes.

Cuando más se miniaturizan las tecnologías de grabación para lograr más capacidad, más crucial es garantizar la precisión de los cabezales, por lo que la industria sigue trabajando en tecnologías que puedan mejora el control sobre este componente. Ahora, un equipo de investigadores norteamericanos, pertenecientes a la firma Western Digital, acaba de publicar un trabajo de investigación en el que proponen un sistema ´de alta precisión para controlar el movimiento de los cabezales y la distancia entre pistas, que será fundamental para las futuras tecnologías de grabación magnética con más densidad de área.

En este documento explican que el espaciado de medios entre cabezales (HSM) es un factor clave para lograr un incremento en la densidad de área en los HDD del futuro, por eso es fundamental crear una interfaz cabeza-disco (HDI) robusta y de alta precisión. Y destacan que, para lograr este tipo de sistemas es vital comprender a fondo la dinámica del deslizador, especialmente cuando el cabezal se mueve a poca distancia de la superficie del disco.

Su trabajo describe un método que emplea la señal de lectura magnética para caracterizar las modulaciones de la altura de vuelo del cabezal, a medida que se pasa de un estado de “vuelo libre” a un contacto suave con la superficie del disco rígido. Estos investigadores han desarrollado una técnica basada en la sensibilidad magnética a la altura de vuelo, que permite identificar el plano de transición que da paso a la “toma de contacto” entre ambas superficies.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology