Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Mejorando el control de temperatura en los cabezales de discos HAMR

  • Noticias y Actualidad

Disco duro 2 genérica

La temperatura es un factor vital para la tecnología de Grabación Magnética Asistida por Calor (HAMR), pero a su vez es responsable del aumento de ciertos errores de escritura. Por ello, un equipo de investigadores norteamericanos ha estudiado cómo afectan ciertos parámetros a la generación excesiva de calor en los cabezales de escritura de estos discos, con el fin de reducir la tasa de fallos.

La tecnología de Grabación Magnética Asistida por Calor (HAMR) permite incrementar la densidad de datos en los HDD tradicionales, lo que está dando lugar a la nueva generación de discos magnéticos. Las elevadas temperaturas juegan un papel muy importante en este sistema, pero una de las complicaciones que tiene es que se propaga hacia áreas del disco que no toleran tan bien las elevadas temperaturas.

Un ejemplo es el denominado Transductor de Campo Cercano (NFT), que se ve afectado por el calor que se genera en el cabezal, incrementando la tasa de errores de escritura en la unidad. Para resolver esto es vital comprender cómo afecta el calor a cada parte del sistema, en función de los diferentes parámetros que intervienen en el funcionamiento de esta tecnología.

En este sentido, un equipo de científicos e ingenieros de diferentes instituciones académicas adscritas a la Universidad de San Diego (California), han publicado los resultados de un trabajo de investigación sobre este problema. En él describen su investigación sobre la confiabilidad de los NFT integrados en un control deslizante de grabación magnética en los discos HAMR.

Se han centrado en unidades que trabajan a una velocidad de grabación lineal de 20 m/s, donde el cabezal NFT y el disco se encuentran separados por una capa de aire de 2 nanómetros. En esta estructura, que se podría considerar como típica de la tecnología HAMR, las variables que intervienen en la transmisión indeseada de calor al transductor, y en la fiabilidad de este componente a largo plazo, son el ancho de la escritura magnética y la amplitud de la señal magnética que se aplica en el disco.

Los resultados de su investigación demuestran que la confiabilidad del cabezal NFT disminuye de forma brusca con el aumento de su temperatura, y solo depende ligeramente de la temperatura general del medio. En este sentido, los ingenieros de la industria de discos duros deberían trabajar en el control de los dos parámetros principales con el fin de regular la fuga de temperatura hacia el NFT, lo que permitirá mejorar tanto su desempeño como su vida útil.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.