Nuevas compras estimulan el crecimiento del mercado americano de centros de datos

  • Noticias y Actualidad

datacenter hiperescala

Las zonas de mayor concentración de centros de datos de Estados Unidos están cada vez más saturadas, pero el crecimiento digital todavía ofrece oportunidades en esas ubicaciones. Un ejemplo son las nuevas compras de terreno que se están llevando a cabo en North Virginia, donde importantes inversores inmobiliarios han adquirido terrenos para construir más instalaciones en los próximos años.

El progresivo avance de la transformación digital y la consiguiente generación de datos impulsa el crecimiento constante de la industria datacenter, lo que está saturando los campus tecnológicos y las ubicaciones más importantes de la industria en todo el mundo. Pero, aunque se están creando nuevos puntos calientes en la industria de interconexión y centros de datos para romper con esta excesiva centralización, los mercados más grandes siguen teniendo importancia para los inversores.

El ejemplo perfecto es North Virginia, donde, a pesar de la gran concentración de centros de datos, todavía se siguen vendiendo terrenos y licencias para seguir construyendo más. Recientemente, se ha anunciado que el inversor inmobiliario American Real State Partners (AREP) acaba de adquirir nuevos terrenos para unas nuevas instalaciones, para lo que ha contado con el apoyo de otra importante firma de inversión inmobiliaria, interesada en ampliar su cartera dentro del mercado datacenter.

Juntos, construirán un nuevo centro de dos pisos y 25.000 metros cuadrados en Ashburn, una de las zonas más masificadas de la industria en North Virginia, donde llegan algunos de los cables de interconexión más importantes del mundo. Este es el gran valor de los nodos principales de la red de interconexión global, ya que se puede obtener una velocidad superior de acceso, que después resulta atractiva para los operadores del sector de centros de datos.

Esta misma situación se repite en los principales nodos de centros de datos de todo el mundo, no solo en Norteamérica, por ejemplo en Ámsterdam, donde grandes firmas tecnológicas están volviendo a invertir en nuevos centros de datos, una vez que se ha acabado la moratoria impuesta anteriormente por el gobierno regional. Aunque en Estados Unidos, a priori, es más fácil sacar adelante estos proyectos, ya que las regulaciones medioambientales y energéticas son más laxas, y hay menos problemas de suministro energético.

Ejemplos como el de North Virginia, Silicon Valley, Ámsterdam, Londres o Singapur, ubicaciones altamente masificadas en centros de datos, y que continúan recibiendo inversiones y proyectos serios de construcción de nuevas instalaciones, dan una medida del potencial de la industria, incluso en lugares tan saturados. Por ello, y considerando el crecimiento acelerado de ubicaciones emergentes, los expertos están convencidos de que el sector seguirá creciendo de forma saludable en los próximos años, y que lo hará en diferentes caminos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital.