La densidad de energía en los centros de datos sigue creciendo

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_datacenter

El progreso digital y la proliferación de aplicaciones de gran consumo de datos lleva consigo un aumento de las cargas de trabajo en los centros de datos de las empresas y los proveedores de servicios digitales y en la nube. Esto está provocando un aumento de la densidad de energía por rack en las instalaciones, y la eficiencia energética se está convirtiendo en una preocupación cada vez mayor para los operadores de centros de datos.

La industria de centros de datos está viviendo un momento de rápida evolución, debido a que hay una necesidad cada vez mayor de proporcionar nuevas cotas de rendimiento para las aplicaciones emergentes. Por ejemplo, la inteligencia artificial, la analítica en tiempo real, las aplicaciones basadas en grandes despliegues de IoT industrial, la realidad virtual y aumentada y otras innovaciones que ponen a prueba constantemente la capacidad de los centros de datos, ya sean empresariales, en la nube o en la periferia.

La respuesta de la industria es incrementar la densidad de racks y la de consumo energético por rack. Esto permite incrementar la capacidad de cómputo en el mismo espacio, pero eleva el consumo energético, algo que se nota en las métricas de eficiencia energética de las instalaciones. Las autoridades de varias regiones, así como los expertos de la industria, alertan de que esto puede convertirse en un problema en un futuro no muy lejano, y aconsejan a los operadores que estudien a fondo las mejores estrategias a seguir para incrementar su capacidad sin perder eficiencia.

Porque este es un factor cada vez más importante para los operadores y para los reguladores de la industria, y en el futuro será algo fundamental para los clientes, que tiene sus propios objetivos de sostenibilidad, en los que también interviene el desempeño de sus socios y proveedores.

Sea como fuere, los expertos del Uptime Institute, una de las instituciones más importantes de la industria de centros de datos, alertan de que en la última década se ha ido produciendo un aumento meteórico en la densidad de potencia de los racks. Es la consecuencia natural del gran progreso que se está dando en la transformación digital, sobre todo por la llegada de aplicaciones emergentes de alto consumo de recursos, como la inteligencia artificial, Internet of Things, la realidad virtual y aumentada, entre otras, que todavía no han mostrado el tope de rendimiento que podrían alcanzar.

Para los expertos del Uptime Institute, que realizan encuestas periódicamente en la industria, los racks con densidades de 20 kilovatios o más se ha convertido en un estándar en muchos centros de datos. Actualmente, el escenario más común (71%) muestra densidades de unos 8,4 kilovatios por rack, aunque poco a poca van surgiendo más instalaciones con densidades de entre más de 10 kilovatios por rack.

Anteriormente, los expertos pronosticaban un rápido crecimiento de la densidad, que elevaría la cifra promedio a unos 20-25 kilovatios por rack, cuando actualmente solo alcanzan o superan esta potencia ciertas instalaciones de usos muy específicos, dedicados a las cargas de trabajo más intensivas, que superan los requisitos que pueden satisfacer los centros de datos convencionales. Pero en la próxima década el progreso de las aplicaciones emergentes va a impulsar un aumento de este promedio.

Esto obligará a evaluar la necesidad de nuevas tecnologías de enfriamiento, como la refrigeración líquida directa o la refrigeración por aire de precisión, que se están mostrando como las tecnologías más económicas y eficientes para soportar el aumento de calor que viene con estas nuevas cotas de rendimiento y densidad de potencia por rack.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital.