Las nuevas métricas de eficiencia rebajan la clasificación de los centros de datos

  • Noticias y Actualidad

HPE Centro de datos

Desde que se lanzó la escala de medición PUE para evaluar la eficiencia de los centros de datos, el concepto de sostenibilidad medioambiental ha ido calando en la industria. Esto ha modificado los fundamentos de las métricas que se usan para evaluar la categoría energética de las instalaciones, y el resultado es que las cifras actuales son más bajas ahora que en sus orígenes.

La escala de Eficacia en el Uso de Energía (PUE) nació en 2007 para establecer una medida que permitiese evaluar la eficiencia energética de los centros de datos, y desde entonces se ha establecido como el estándar de facto para la clasificación de las instalaciones. Pero en este tiempo el panorama energético ha cambiado, y ahora las preocupaciones medioambientales han cobrado más peso en la industria, y ahora se plantean nuevos baremos que obligan a las empresas a ser mejores en eficiencia energética.

Como explican los expertos del Uptime Institute en un reciente artículo, la ecología está introduciéndose como un factor cada vez más decisivo en la evaluación de la eficiencia de las instalaciones, haciendo que la responsabilidad medioambiental tenga cada vez más importancia. En su opinión, esto está teniendo consecuencias tanto positivas como negativas, ya que los operadores están cambiando su enfoque hacia una mayor sostenibilidad medioambiental, rebajando los niveles de PUE.

Y no solo se trata de sacar mejor nota para vender una calidad más o menos real a los clientes, sino que este cambio sienta las bases de una transformación hacia modelos más sostenibles que permitirán optimizar costes y mejorar la eficiencia energética por motivos propios. Como referencia, Ultime Institute revela que la media de PUE ha caído desde un 2,5 en 2007 a un 1,6 en 2020, gracias al compromiso cada vez mayor de los operadores con tecnologías y estrategias más eficientes y sostenibles.

Y esto se ve reforzado por las exigencias cada vez mayores de los reguladores nacionales e internacionales, que en regiones como Europa está llevando a que las empresas adopten nuevos conceptos más cercanos a la ecología y la sostenibilidad medioambiental. Pero en lo que se refiere a las métricas PUE, los expertos del Uptime Institute que las crearon creen que las estrategias de cumplimiento se están pervirtiendo, y anticipan que esta escala podría acabar perdiendo validez en la próxima década.

Esto acabaría con un sistema de clasificación que hasta ahora ha servido como guía fácil para planificar, construir y operar centros de datos, y también para vender servicios a los clientes, cada vez más preocupados por cumplir con los objetivos medioambientales impuestos por el cambio hacia una sociedad y unos negocios más respetuosos con el medio ambiente.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital