El terremoto de Taiwán no perjudica a la industria de memoria

  • Noticias y Actualidad

Intel-Chip-Semiconductor

Una vez que se han evaluado los daños del terremoto ocurrido en Taiwán el pasado día 10 de diciembre, las empresas de fundición de memoria y otros semiconductores se han apresurado a afirmar la fortaleza de su sector. En un reciente comunicado, los representantes de la industria firman que las fábricas no se han visto seriamente afectadas, y que su producción continuará como estaba previsto, tranquilizando a los clientes de todo el mundo.

Taiwán sufrió el pasado día 10 de diciembre un terremoto de magnitud 6,7, cuyo epicentro se encontraba frente a la costa este de la isla. Esto elevó al máximo el estado de alarma por las posibles consecuencias para este pequeño país, que es uno de los más importantes para la industria mundial de semiconductores. Algunas de las fundiciones más importantes del mundo están afincadas en Taiwán, y proporcionan productos de última generación a fabricantes de tecnología de todo el mundo, por ejemplo obleas de semiconductores y chips de memoria DRAM.

Por ello, una interrupción en las operaciones podría tener consecuencias importantes en el mercado global, especialmente en los vinculados a la informática. Pero tras pasar este terremoto, los expertos del sector y los representantes de la industria taiwanesa se han apresurado revisar el estado de las instalaciones, y han emitido un comunicado para calmar los ánimos, afirmando que sus fábricas no se han visto seriamente afectadas por el seísmo, y que podrán continuar sus operaciones con normalidad.

Las investigaciones llevadas a cabo por los expertos de TrendForce indican que, tras una breve interrupción por seguridad, y para revisar el estado de los equipos, las tres principales fábricas de memoria DRAM han reanudado el trabajo. Y no se reportan daños, ya que las instalaciones están ubicadas en la parte central de la isla, alejadas de la zona más afectada por el terremoto. Según sus apreciaciones, se han retomado las operaciones sin causar una pérdida tangible para la industria nacional de memoria, por lo que no se espera ningún impacto a nivel global.

Según las cifras de TrendForce, Taiwán representa el 21% de la capacidad mundial de producción de este tipo de memoria, gracias a instalaciones importantes como la de MTTW, subsidiaria de Micron, la de Nanya Technology y otras fábricas de menor tamaño. Además, el sector de la fundición de obleas de semiconductores en el país representa el 51% de la capacidad de producción mundial, con grandes firmas como TSMC, UMC, Vanguard y PSMC.

Considerando que hacia final de año la situación del mercado está virando hacia una mayor escasez de DRAM para acabar con la sobreoferta general que se ha vivido en los últimos meses, cualquier interrupción en la industria taiwanesa sería desastrosa para la recuperación del mercado. Así las cosas, este incidente no tendría que tener un efecto apreciable en la recuperación del ASP prevista para el primer trimestre del año, cuando los expertos anticipan un mayor equilibrio entre oferta y demanda.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital