El mercado de almacenamiento externo frena su recuperación en EMEA

  • Noticias y Actualidad

Analitica_analisis_datos_3

Aunque las cifras generales comienzan a mejorar, el mercado de almacenamiento externo de EMEA ha cerrado el tercer trimestre todavía con un descenso en los envíos y los ingresos. Esto supone un retraso con respecto a las anteriores previsiones de la industria, que esperaba comenzar a ver mejores números antes de final de año.

La incertidumbre que gira en torno a las nuevas oleadas de la pandemia global está llevando a las empresas de EMEA a mantener la moderación del gasto general en infraestructuras TI. Esto incluye el almacenamiento externo, un mercado que ha descendido de forma brusca en los segmentos empresariales durante la primera mitad de 2020. Hacia mediados de año la industria esperaba que se pudiera comenzar a recuperar el crecimiento a partir del verano, pero el temor a que la enfermedad no se pudiera contener antes del invierno ha impulsado una nueva etapa de contención del gasto empresarial.

Ahora, IDC ha publicado un informe con las cifras correspondientes al tercer trimestre, que revelan que el mercado de EMEA ha perdido otro 5,4% de su valor en dólares (10% en euros) en esos tres meses. Aunque hay importantes diferencias entre las diferentes subregiones, ya que en Europa Occidental las cifras generales han caído un 8,3% interanual, mientras que en CEMA sólo han descendido un 2,3% año a año.

Estos números son algo desalentadores en general, pero hay un segmento que está mostrando mejor comportamiento que el resto, y es el de matrices All-Flash (AFA), que logró crecer un 7,9% interanual en todo EMEA. Esto ha permitido incrementar su participación en el mercado regional de almacenamiento externo hasta un 44,7%, cuando el año pasado el porcentaje era del 39,2%. Esto, como señalan los expertos de IDC, se ha logrado en detrimento de las matrices híbridas (HFA) y las basadas solo en unidades HDD, que en ambos casos han perdido en torno a un 14% interanual en el tercer trimestre.

Como explica Silvia Cosso, directora asociada de investigación de Sistemas de Almacenamiento, en IDC Europa Occidental, “la suavidad en las inversiones y la congelación del presupuesto siguen siendo comunes en EMEA y sobre todo en Europa. Sin embargo, la necesidad de adaptarse a la nueva normalidad está generando un apetito por inversiones transformadoras en la modernización de los centros de datos. El paradigma multinube, un mayor interés en los modelos de consumo como servicio y la necesidad de acercar la infraestructura de TI al usuario final se espera que impulse las inversiones una vez que la actividad económica vuelva a niveles normales”.

En el caso de Europa Occidental, los expertos prevén que la recuperación del mercado de almacenamiento externo ya está cerca, aunque se muestran cautos ya que la situación global en torno a la pandemia está complicándose. En palabras de Cosso, “los signos de recuperación y el apetito por la inversión provienen tanto de las empresas como del sector público en toda la región, impulsados por la necesidad de acelerar los proyectos de transformación digital, que se espera que impulsen un repunte en el mercado durante el próximo año”. Aunque señala que “la doble amenaza a corto plazo del Brexit y los nuevos choques económicos de la pandemia aún podrían obstaculizar la demanda”.

En el caso de la subregión de CEMA, IDC destaca el gran desempeño de los segmentos HCI y PBBA, que ayudaron a que las cifras generales aumentasen un 2,3% hasta unos 525,8 millones de dólares. Aunque los grandes proyectos en la zona se han frenado, la relajación de las medidas contra la pandemia en ciertos países ha ayudado a que las cifras mejoren, en general. Y ha merecido una especial mención el aumento del gasto gubernamental, del ejército, la atención sanitaria y los proveedores de servicios administrados. Y, como en Europa Occidental, los sistemas de almacenamiento AFA han logrado crecer rápidamente, (22,5%), lo que ha impulsado su participación a un 43% del mercado total.

Para Marina Kostova, investigadora gerente de Sistemas de Almacenamiento, en IDC CEMA, “2020 demostró ser más optimista de lo esperado para el mercado de almacenamiento, lo que podría explicarse por una combinación del impacto retardado en el negocio de las medidas impuestas relacionadas con la COVID y su posterior eliminación en la mayoría de los países durante el verano”. Aunque cree que “la segunda ola probablemente trasladará la recuperación más sustancial del mercado a la segunda mitad de 2021. Los usuarios finales encuestados por IDC confirman esto, pero la magnitud de la recuperación podría variar según la gravedad de los nuevos brotes del nuevo virus, la velocidad de vacunación masiva y flexibilidad del gobierno en el apoyo a las empresas”.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital