El mercado de servidores podría crecer un 7% el año que viene

  • Noticias y Actualidad

servidor_almacenamiento_1

Las cifras del mercado de servidores han fluctuado de forma notable este año, evolucionando de forma totalmente ajena al patrón estacional acostumbrado. Este año se han registrado fuertes caídas de ciertos segmentos, y un crecimiento inesperado en otros, pero de cara al año que viene la situación se normalizará más, y se espera que el mercado de servidores pueda crecer en torno a un 7%.

Desde que llegó la pandemia los mercados tecnológicos han mostrado un comportamiento imprevisto, y en el caso de los servidores se ha producido un efecto muy polarizado en los dos segmentos principales. Por un lado, las empresas han recortado drásticamente el gasto en equipos para sus centros de datos, reduciendo el gasto de capital en TI para destinarlo a servicios basados en la nube, que les permitieran seguir trabajando en la etapa del confinamiento y más allá.

Por otro, los gigantes de la nube han tenido que hacer frente a un incremento sin precedentes de la demanda de sus servicios, lo que ha llevado a realizar fuertes inversiones en equipos para sus instalaciones. Entre ellos destacan los servidores, y los expertos pronostican que en este cuarto trimestre de 2020 la demanda de los clientes hiperescala representará el 40% del gasto total.

En cuanto a 2021, los expertos de Trendforce creen que las previsiones que pueden hacerse ahora son más fiables, ya que resulta más fácil anticipar los posibles efectos que tendrían escenarios como la prolongación de medidas de confinamiento o los posibles rebrotes de COVID-19. Además, se basan en la llegada al mercado en 2021 de las nuevas plataformas Ice Lake (10 nm), de Intel, y Milan (7 nm), de AMD, que impulsarán una nueva oleada de renovaciones e inversiones en infraestructura TI para centros de datos empresariales.

Al mismo tiempo, la demanda de servicios en la nube seguirá creciendo, por lo que se esperan ventas razonablemente buenas para los grandes clientes hiperescala como los proveedores de la nube. Así, en TrendForce anticipan que los envíos de unidades completamente ensambladas (L10) podría aumentar entre un 6% y un 7% a lo largo de 2021. Sobre todo, debido a la demanda de clientes de centros de datos en Norteamérica, para donde pronostican un crecimiento de entre el 165 y el 18% en las ventas de servidores, especialmente para las grandes instalaciones.

En cualquier caso, existe un cierto nivel de incertidumbre y, según Mark Liu, analista de TrendForce, se contemplan dos posibles escenarios para el año próximo. El primero se basa en el supuesto de que la pandemia se pueda controlar durante el primer semestre del año, lo que arrojaría un aumento del envío de servidores de entre el 5% y el 6% interanual para todo el año. Esto se lograría gracias a un supuesto incremento del12% interanual en el envío de servidores ODM, algo similar a lo visto este año.

El segundo escenario se basa en la premisa de que la pandemia sea más grave de lo previsto desde finales de este año, afectando más gravemente a la economía mundial desde principios de 2021. Esto reduciría sustancialmente el impulso de gasto de las empresas, lo que llevaría a un incremento interanual de menos del 4% en los envíos de servidores para todo el año 2021. Y en esto tendría mucho que ver el mercado ODM, que crecería solo un 10% interanual por la caída de la demanda en América del Norte, principalmente. En cualquier caso, Liu destaca en su informe que existe un alto grado de imprevisibilidad en la economía mundial en general, y en el mercado de servidores en particular, pero afirma que en cualquier caso los envíos ODM Direct crecerán a dos dígitos el año que viene, por el gran impulso de la nube.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital