Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Bajan las ventas de servidores en EMEA

  • Noticias y Actualidad

servidor_almacenamiento_1

Según las últimas cifras de la industria, durante el segundo trimestre de 2020 el mercado de servidores de EMEA ha registrado un descenso en los envíos y en los ingresos. Esto se debe sobre todo a los problemas que ha causado la pandemia durante estos meses, cuando muchas empresas han derivado parte de su gasto en infraestructura hacia los servicios en la nube.

El mercado de servidores de EMEA ha experimentado importantes cambios en la primera mitad de 2020, ya que las empresas de la región se han visto obligadas a adaptarse a la situación generada por la pandemia de COVID-19: Tras un primer trimestre que finalizó con dificultades, durante el segundo trimestre continuaron las restricciones de confinamiento y la paralización o ralentización de muchos sectores económicos. Por ello, muchas empresas, especialmente las PYMEs, contuvieron el gasto en servidores, y en muchos casos lo redirigieron hacia los servicios en la nube.

Según las últimas cifras publicadas por IDC, durante el segundo trimestre los ingresos de los proveedores de servidores descendieron en EMEA un 5,8%, quedando en unos 3.900 millones de dólares, mientras que las unidades enviadas también se redujeron en un 6,9% hasta unas 470.000 unidades. Los analistas de IDC atribuyen esta caída a una mayor apuesta por la nube, una estrategia que en algunos casos es temporal, para sobrellevar la situación generada por la pandemia, pero que e otros casos forma parte de un cambio más permanente.

Como resultado de esto, en el segundo cuarto de 2020 los envíos de torres a clientes empresariales bajaron un 32,5% trimestre a trimestre, mientras que los destinados a plataformas de a nube crecieron un 8,9% secuencialmente con respecto a los tres primeros meses del año. Y los envíos estándar para racks crecieron un 0,8% intertrimestral, proporcionando un aumento interanual del 5,1% en los ingresos.

Ara Eckhardt Fischer, analista senior de investigación de Infraestructura Europea en IDC, “este fuerte crecimiento en ASP es el resultado de un cambio hacia un mayor número de sockets y configuraciones de componentes más ricas, a medida que el mercado se enfrenta a la transformación digital para garantizar que el negocio continúe en estos tiempos difíciles”. Esto se debe a que las empresas están recurriendo a nuevas aplicaciones y servicios digitales entregados por terceros, elevando la exigencia de carga en las infraestructuras de los proveedores, que necesitan equipos más potentes”.

Por su parte, Kamil Gregor, analista de investigación senior en el Grupo de Infraestructura Europea de IDC, “los envíos de ODM han vuelto a los niveles anteriores a la pandemia en todo el mundo, y las instalaciones de fabricación de ODM están trabajando las 24 horas del día para cerrar la brecha en la producción causada por las medidas anti-COVID de principios de este año, y satisfacer así la creciente demanda de servicios digitales implementados en la nube”. Y añade que “a l corto plazo, parece que se ha superado la caída en el consumo del primer trimestre, pero aún debemos esperar el impacto a largo plazo de la desaceleración económica en los proveedores y compradores de infraestructura, y en los consumidores de servicios digitales”.

En cuanto al mercado de servidores x86, IDC destaca que el Reino Unido ha tenido un buen comportamiento durante el segundo trimestre, mostrando un crecimiento interanual del 11,8%, gracias sobre todo al gasto de los clientes de centros de datos y a los hiperescaladores. Y los Países Bajos e Irlanda también siguieron esta misma tendencia, aunque Alemania siguió siendo el mercado más grande, con unos ingresos por valor de 660 millones de dólares.

Como explica en este informe Jiri Helebrand, director de investigación de IDC para CEMA, “los ingresos por servidores de Europa Central y Oriental, Oriente Medio y África continuaron su trayectoria descendente en el segundo trimestre, disminuyendo un 5,9% interanual hasta 791,31 millones de dólares”. Y comenta que “la actividad comercial reducida debido a la COVID-19 fue la razón principal de las escasas ventas, aunque existen fuertes diferencias en el desempeño en la región”.

En cuanto a la subregión de Europa Central y Oriental (ECO), Helebrand comenta que el mercado “creció un 6,9% interanual, con ingresos de 424,83 millones de dólares. Ucrania, República Checa y Rusia registraron el mayor crecimiento. Las plataformas en la nube, los servicios en línea y el fortalecimiento de la infraestructura para respaldar el trabajo desde casa ayudaron a impulsar las ventas. La subregión de Medio Oriente y África (MEA) disminuyó un 17.3% interanual a $ 366.48 millones en el segundo trimestre”. En su opinión, esto se debió “a que algunos proyectos de TI se suspendieron y se produjeron bloqueos a nivel nacional, y también al impacto negativo ocasionado por una reducción en los vuelos de carga en algunas partes de la región africana”. Finalmente, explica que “Israel y Bahrein fueron los únicos países de MEA que registraron un crecimiento”.