Amplían el conocimiento sobre la influencia del exceso de calor en discos duros HAMR

  • Noticias y Actualidad

Disco duro 2 genérica

La Grabación Magnética Asistida por Calor (HAMR) permite incrementar la densidad de almacenamiento en los discos duros tradicionales, pero esta mejora tecnológica enfrenta sus propios desafíos. El principal proviene del efecto negativo que tiene el exceso de calor en ciertos componentes, algo en lo que están trabajando muchos investigadores, como un equipo de la universidad de Texas, que ha profundizado en este problema para hallar soluciones.

Para ampliar la capacidad de los discos duros HDD, que son los empleados para almacenar la mayor cantidad de dato en todo el mundo, la industria ha desarrollado tecnologías como la Grabación Magnética Asistida por Calor (HAMR). Esta innovación permite grabar con mucha más densidad de datos que con los sistemas convencionales, pero acarrea una serie de desafíos y complicaciones a nivel técnico que se deben superar para que la tecnología pueda seguir evolucionando.

El calor, que es la característica que permite reducir el tamaño de los puntos en los que se registran los datos, ejerce una influencia negativa en componentes como el propio cabezal de escritura. Lo mismo sucede con otros elementos electrónicos, que pueden perder vida útil y efectividad por el exceso de temperatura, algo que la industria está tratando de solucionar.

Un ejemplo es el trabajo realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Texas, que ha investigado en profundidad los efectos de las temperaturas internas elevadas en las diferentes partes de los discos duros HAMR. Otros han realizado trabajos similares, pero en este caso concreto el enfoque abarca las consecuencias del calor a nivel químico, en la superficie de grabación, y a nivel mecánico, en las diferentes partes móviles de estas unidades.

Su objetivo es, en definitiva, el mismo: mejorar las capacidades y resistencia de los discos duros HAMR, pensando especialmente en el almacenamiento empresarial, que es donde está el target principal de esta tecnología. Los investigadores han realizado una completa relación de las interdependencias que existen entre los distintos grados de temperatura que se alcanzan en el interior de os discos y el funcionamiento de cada uno de sus componentes.

De aquí se extrae la conclusión de que es necesario mejorar los diseños de elementos como los cabezales para garantizar un funcionamiento óptimo y una mayor durabilidad de los componentes, algo clave para usos como el almacenamiento empresarial, donde las cargas de trabajo constantes pueden acelerar el desgaste de las unidades HDD, incrementando el gasto en TI más allá de lo razonable.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital