Los precios de la memoria seguirán bajando hacia final de año

  • Noticias y Actualidad

Descenso

Según los expertos de la industria, el precio de la memoria DRAM va a seguir descendiendo en el último trimestre de 2020, siguiendo una tendencia que comenzó a mediados de año. A pesar del impulso generado por los nuevos terminales móviles y otros equipos electrónicos, la demanda general de memoria y los ASP van a descender ligeramente hacia final de año, acompañando a la caída de ventas en mercados clave como el de servidores.

Los expertos de IC Insighs acaban de publicar la última actualización de sus previsiones para el mercado de memoria, donde afirman que los precios de los módulos DRAM van a seguir bajando en el cuarto trimestre de 2020. Esta tendencia comenzó a mediados de año, cuando comenzaron a reducirse los pedidos en mercados asociados como el de servidores, donde se concentran los productos DRAM de gama más alta, lo que tiene un gran impacto en los ingresos.

A pesar de que otros mercados relacionados están creciendo, como el de portátiles o el de smartphones, la demanda general de memoria va a descender en los últimos meses del año, lo que impulsará los precios a la baja. Según las estadísticas que manejan los expertos de IC Insights, la tendencia de descenso de precios de la memoria DRAM comenzó en la segunda mitad de 2018, y alcanzó su nivel mínimo a finales de 2019, con un ASP de 3,04 dólares.

Con la irrupción de la pandemia y la demanda acelerada de equipos para centros de datos y para la nube, en la primera mitad de 2020 las ventas y los precios se recuperaron ligeramente, alcanzando los 3,70 dólares en junio. Pero la segunda mitad de 2020 comenzó con nuevos descensos, bajando a 3,51 dólares en julio y agosto. Ahora, los expertos de IC Insights afirman que la demanda de DARM en el segmento de informática se está manteniendo estable, aunque no se espera un aumento hasta diciembre, lo que generará una ligera erosión de precios hasta final de año.

Esto supone un cambio importante con respecto a la tendencia estacional tradicional, según la cual la demanda crece de forma notable en el tercer y cuarto trimestre de cada año, coincidiendo con la llegada de nuevos terminales móviles. Pero este año se espera una demanda más contenida del mercado de smartphones, debido a la contención del gasto de los consumidores, que se muestran cautos por la incertidumbre que se está generando a causa del posible rebrote de COVID-19.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Western Digital