Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un nuevo cable submarino conectará Estados Unidos con Reino Unido y España

  • Noticias y Actualidad

Cable_Google_Grace-Hopper_1

El gigante de las búsquedas Google ha anunciado un nuevo proyecto para construir un cable submarino que conectaría Estados Unidos con Reino Unido y España. Esta infraestructura tendrá el nombre de Grace Hopper, y tiene como objetivo reforzar la capacidad y confiabilidad de las conexiones entre ambas regiones, cuyo tráfico no para de crecer y está poniendo a prueba los cables actuales.

En un reciente comunicado publicado en el blog de Google, la compañía ha anunciado el proyecto para construir Grace Hopper, un nuevo cable submarino que conectará Nueva York (Estados Unidos) con una estación en Bude, Cornwall (Reino Unido) y, finalmente, con otra ubicada en Bilbao. El objetivo de la compañía es lograr un mayor ancho de banda en las comunicaciones transatlánticas para sus servicios digitales, cuyo crecimiento constante está siendo soportado por los cables Curie, Dunant y Equiano. Además, con este nuevo cable lograrán una mayor resiliencia en las redes que conectan Estados Unidos y Europa, lo que les permitirá superar cualquier posible problema por exceso de tráfico.

Como comentan en el comunicado, actualmente “el 98 por ciento del tráfico internacional de Internet se transporta a todo el mundo por cables submarinos. En la actualidad, a medida que las formas en que trabajamos, jugamos y nos conectamos son cada vez más digitales, la conectividad confiable es más importante que nunca. Es por eso que nos complace anunciar un nuevo cable submarino, Grace Hopper, que se extenderá entre los Estados Unidos, el Reino Unido y España, proporcionando una mejor capacidad de recuperación para la red que sustenta los productos empresariales y de consumo de Google”.

Como explican, Grace Hopper se sumará a los otros cables submarinos que opera la compañía entre ambas regiones (Curie, Dunant y Equiano) cuyo uso privado permite a la compañía garantizar niveles de servicio adecuados, que no dependen de las redes públicas de Internet. En palabras de Google, “los cables submarinos privados nos permiten planificar de manera efectiva las necesidades futuras de capacidad de nuestros clientes y usuarios en todo el mundo, y agregar una capa de seguridad más allá de lo que está disponible en Internet público”.

El encargado de este proyecto será el proveedor norteamericano de cable submarino SubCom, que construirá una infraestructura de 16 pares de cables de fibra óptica que debería estar lista en algún momento de 2022. Y, según comentan en su blog, gracias a su terminal en Bilbao, que constituirá su primer enlace directo con España, esta red contará con un enlace muy directo con su próxima región cloud de GCP en Madrid.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.