Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un nuevo diseño de cable de fibra aumentará el ancho de banda

  • Noticias y Actualidad

fibra, cable, teleco, redes

La transmisión de datos a través de cables submarinos se está saturando por el crecimiento del tráfico global, y la industria está buscando constantemente la forma de mejorar la tecnología. Ahora, el fabricante NEC ha lanzado un nuevo diseño de cable con 20 pares de hilos de fibra óptica, que superará las capacidades de los dos cables más avanzados hasta ahora, el Dunant y el Equiano, ambos de Google.

El diseño de cables submarinos de fibra óptica para la interconexión global está avanzando rápidamente por la competencia que existe entre los grandes fabricantes. Esto se debe a que nos encontramos en una época en la que la industria de centros de datos e interconexión necesita mejorar las infraestructuras existentes y construir nuevas líneas para dar conectividad de última generación a más países.

En esta carrera Google se ha posicionado como uno de los líderes, con numerosos proyectos de cable submarino en varias regiones del globo, y con una tecnología que supera a las anteriores. Se trata de una combinación de cable de 12 pares de fibra óptica en los que emplea la multiplexación por división espacial, sistemas que ha incorporado en sus dos últimos proyectos: Equiano y Dunant. El primero conectará Estados Unidos con Francia y el segundo Portugal con Sudáfrica, y ambos se encuentran en construcción actualmente.

Pero mientras Google se ha centrado en estos proyectos uno de sus principales competidores, NEC, ha desarrollado una tecnología que se presenta como superior. Cuando se lanzó el proyecto Dunant, en abril del año pasado, ya afirmó que había desarrollado un cable con 16 pares de hilos, y ahora acaba de anunciar la siguiente evolución, con 20 pares de fibra. Por su parte, Google dijo en el mismo momento que estaba trabajando en un sistema que duplicaría la capacidad empleada en Duant, con 24 pares.

Por ahora no se han dado cifras concretas de la capacidad de transmisión que se logrará con el nuevo cable de NEC, ya que además hay otras tecnologías que influyen en el ancho de banda final, pero cabe esperar que supere de largo los 250 Terabits por segundo que ofrecen en teoría las infraestructuras de Google. Según han informado los responsables de la compañía, esta mejora que acaban de presentar no requirió de cambios radicales en el diseño de su anterior sistema, solo modificaciones menores en su repetidor y en el diseño del propio cable.

Por tanto, siguen empleando el diseño denominado uso compartido de bombas cuádruples, que lleva funcionando desde hace una década. Esto supone colocar una serie de “bombas” a lo largo de la línea, que se encargan de amplificar la señal para que no pierda potencia al cabo de cierta distancia. Con el sistema antiguo había un límite en la cantidad de refugios estancos en los que se podían instalar estas bombas en cada cable, lo que limitaba la cantidad de pares de fibra que se podían usar. Pero NEC afirma que ya ha comenzado la producción en masa de una nueva tecnología de “planta húmeda” que permitirá superar esta limitación en el futuro.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.