Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Se acaba de completar la construcción del cable submarino JGA-S

  • Noticias y Actualidad

Cable JGA-S

Esta nueva infraestructura de 7.000 kilómetros de longitud forma parte de uno de los proyectos más ambiciosos llevados a cabo en los últimos años en Asia, y acaba de aterrizar finalmente en Australia. El objetivo es completar una línea en dos fases que llegará hasta japón, enlazando además con otros importantes cables que unen otras zonas de Asia con Norteamérica.

El mercado de interconexión de Asia Pacífico acaba de estrenar una nueva línea de cable, denominada JGA-S, que conecta Guam con Queensland (Australia del Sur). La línea tiene una longitud de 7.000 kilómetros, que servirá para mejorar las comunicaciones entre Australia y Japón, a donde llega la otra fase de este vasto proyecto, denominada JGA-N, que mide otros 2.600 kilómetros.

Además, este nuevo cable servirá de puente con otras regiones de Asia Occidental y de Estados Unidos, a través de cables como el HK-G (de Hong Kong a Guam) o el SEA-US, que pasa por Hawaii de camino a Guam. Sus creadores, entre los que se cuentan Google y Nec, esperan que pueda ponerse en funcionamiento a mediados de 2020, proporcionando un ancho de banda de más de 36 terabits por segundo.

El objetivo de los creadores de este cable es sentar las bases de una infraestructura de comunicaciones de nueva generación que permita mejorar las redes que operan en esta región del globo, donde las distancias entre países son enormes y no se pueden cablear por tierra. Principalmente, dotará de nueva capacidad a la región meridional de Australia, a Guam y a Japón, haciendo de nexo con las mencionadas redes, pero también servirá para mejorar las comunicaciones de otros países.

Se estima que eta infraestructura generará hasta 864 nuevos empleos solo en esa región australiana, aportando hasta 637 millones de dólares (americanos) a la economía local de Queensland. Esto contribuirá a impulsar la región como uno de los principales nodos de interconexión del país, mejorando su capacidad de servicio local y a otras regiones conectadas.

Mientras tanto, se están desarrollando otros proyectos paralelos de cables submarinos que en el futuro permitirán interconectar esta red de alta velocidad con otros países de forma más directa, contribuyendo a la mejora de las comunicaciones en todo Asia Pacífico, la región con más potencial de crecimiento para la industria de los centros de datos en la próxima década.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.