Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las ventas globales de semiconductores descendieron en febrero

  • Noticias y Actualidad

semiconductores

Según las últimas cifras oficiales, el mercado mundial de semiconductores redujo sus ingresos un 2,4% durante el mes de febrero, mostrando los primeros efectos de la propagación de la enfermedad en China. Para los expertos las cifras fueron aceptables, pero consideran que los verdaderos efectos de la pandemia en la cadena de suministro aún no han dado la cara, y se prevé un impacto serio en la industria.

Con la irrupción de la pandemia del COVID-19 la industria de semiconductores probablemente tardará mucho más delo previsto en remontar las malas cifras obtenidas durante 2019, principalmente segmentos como los de memoria. La llegada de la pandemia ha tenido un impacto devastador en la cadena de suministro global y, a pesar de las medidas de seguridad que se están adoptando para proteger el flujo de productos vitales, los mercados de semiconductores se enfrentan a serias dificultades.

Ya en febrero, según las cifras publicadas por la Asociación de la Industria de Semiconductores (SIA), provenientes de la organización oficial World Semiconductor Trade Statistics (WSTS), las ventas globales de la industria descendieron un 2,4% secuencialmente con respecto a enero. Así, pasaron de los 35.400 millones de dólares del primer mes del año a unos 34.500 millones en febrero. Los analistas afirman positivamente que esto todavía es un 5% más que en febrero de 2019, cuando las ventas fueron de 32.900 millones de dólares, pero es un consuelo pobre, porque son conscientes de que en febrero no se recogen los efectos reales de la pandemia global.

De hecho, se espera que en los próximos meses sigan bajando las ventas globales, debido a que en febrero el principal factor de descenso era la, entonces, “epidemia” de China. Pero en el mes de marzo la enfermedad ha alcanzado la categoría de pandemia, afectando profundamente a mercados fundamentales de la industria, como son el estadounidense, el europeo y el de otros países asiáticos que en febrero todavía no se enfrentaban a las actuales tasas de infección, ni a las medidas gubernamentales para frenar el contagio.

Para John Neuffer, presidente y CEO de SIA, “las ventas globales de semiconductores en febrero fueron sólidas en general, superando las ventas del pasado febrero, pero la demanda mensual en el mercado de China se redujo significativamente y el impacto total de la pandemia de COVID-19 en el mercado global aún no se representa en las cifras de ventas”. Añadió que “los semiconductores apuntalan nuestra economía, infraestructura y seguridad nacional, y son el núcleo de muchas tecnologías avanzadas que se utilizan para encontrar tratamientos, atender a los pacientes y ayudar a las personas a trabajar y estudiar desde casa”.

Esta visión positivista se fundamenta en que la industria quiere ponerse en valor como sector crítico para la economía, y lo está logrando (más o menos) en regiones como Norteamérica. Pero por ahora las cifras indican que las ventas solo han crecido trimestre a trimestre en Japón (6,9%) y Europa (2,4%), mientras que descendieron en China (-7,5%), América (-1,4%) y Asia Pacífico (-1,2%). A nivel interanual sí crecieron un 14,2% en las Américas, en Japón (7%) y en China (5,5%), mientras que descendieron en Asia Pacífico (-0,1%) y en Europa (-1,8%).