Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La fundición de semiconductores taiwanesa reduce sus ingresos en lo que va de año

  • Noticias y Actualidad

semiconductores

Según han informado recientemente, las principales empresas de fundición de semiconductores de Taiwán, que a su vez son de las más importantes del mundo, han visto una reducción de ingresos en estos dos últimos meses. Y prevén que las cifras finales del primer trimestre de 2020 arrojarán un descenso superior al 1%, aunque creen que los problemas actuales se solventarán después del segundo trimestre.

Una de las industrias tecnológicas más importantes de Taiwán es la de fundición de semiconductores, que sirve de apoyo a otras grandes industrias del país, como l de fabricación de equipos electrónicos e informáticos o las aplicaciones industriales. Durante el cuarto trimestre de 2019 los ingresos combinados de las principales compañías de la industria en el país crecieron un 10,9%, alcanzando los 12.030 millones de dólares.

Según han informado desde estas tres empresas, que son Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), United Microelectronics (UMC) y Vanguard International Semiconductor (VIS), esta bonanza se debió principalmente a la fuerte demanda de dispositivos vinculados a 5G y a las plataformas de computación de alto rendimiento HPC. En estos mercados tiene mucho que ver la venta de productos de memoria como el almacenamiento NAND flash, sobre todo para soportar el crecimiento de datos en las plataformas de almacenamiento que alimentan a las aplicaciones de alto consumo de datos.

Como resultado, TSMC, UMC y VIS cerraron el año con unos ingresos combinados de 40.360 millones de dólares en todo 2019, un 0,5% más que el año anterior. Pero, de cara a 2020 las perspectivas están cambiando, y estos proveedores han registrado un descenso de las ventas durante enero y febrero. Como resultado, prevén que el primer trimestre de 2020 se cerrará con un descenso secuencial del 1,2%, y el segundo trimestre también podría arrojar cifras negativas, a consecuencia de los efectos negativos que está causando el coronavirus en el suministro de materiales base para la fabricación de semiconductores, como el propio silicio.

Otro desafío que enfrentan las fundiciones de Taiwán es la reducción de pedidos de productos de Huawei, debido a las restricciones impuestas por Estados Unidos y algunos otros aliados que tiene a nivel internacional. En estos países se están bloqueando los contratos de operadores de telecomunicaciones y administraciones públicas para el despliegue de 5G basado en equipos de esta compañía, que es un importante cliente para las fundiciones taiwanesas. Aun así, estas empresas son optimistas en lo que se refiere a las cifras totales de 2020, y prevén que las ventas podrían acabar superando los niveles de 2019.