Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de memoria tardará más en superar sus mejores cifras

  • Noticias y Actualidad

SSD

Aunque los indicadores del mercado de memoria no son tan negativos como los de otros segmentos de la industria tecnológica, los expertos creen que el crecimiento se retrasará un año. Las últimas cifras de la industria indican que en 2021 se logrará un crecimiento del 21%, una cifra que aumentará al 29% en 2022, para cuando se lograría superar el récord alcanzado en 2018.

Con la paralización de la economía causada por la pandemia muchas industrias se encuentran en plena crisis, y diferentes sectores tecnológicos están acusando el golpe del bloqueo de la cadena de suministro global. El de memoria es uno de ellos, que tras los problemas sufridos el año pasado se preparaba para una eventual recuperación en 2020. La irrupción de la pandemia ha cambiado completamente el panorama y ahora los pronósticos son menos optimistas, aunque mucho mejores que los de otros mercados tecnológicos.

Según las cifras históricas recopiladas por los expertos de IC Insights, el mercado de NAND Flash fue ganando tracción desde 2017, gracias a la evolución tecnológica conseguida por los fabricantes, y en 2018 alcanzó un récord histórico de ingresos, con 163.300 millones de dólares. Pero en 2019 el mercado general de memoria (DRAM y NAND) perdió un 32%, descendiendo hasta 110.400 millones de dólares. Esta pérdida se debió a la mala gestión de la competencia por parte de los proveedores, que les llevó a producir mucho más de lo que el mercado podía asumir.

A finales del año pasado se creía que en 2020 el mercado crecería un 14%, pero ahora las últimas previsiones muestran que el mercado se mantendrá plano con respecto al año pasado. Este es un importante golpe para la industria, pero al menos no descenderá aún más, por lo que los fabricantes de memoria pueden sentirse relativamente optimistas sobre su situación actual y sus previsiones.

Posteriormente, los analistas creen que el año que viene el mercado de memoria podría crecer un 21%, y otro 29% en 2022, para cuando creen que se podría superar el récord alcanzado en 2018, llegando a unos 171.000 millones de dólares. Según las cifras y previsiones de IC Insights, esto supondría que el mercado crecería a una tasa interanual compuesta del 15,7% entre 2019 y 2022. Con respecto a este año, se prevé que el segmento de memoria NAND flash representará el 44% del total del mercado de memoria, con posibilidades de crecer más en los años siguientes.