Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El mercado de equipos de semiconductores bajó un 7% el año pasado

  • Noticias y Actualidad

Toshiba_WDC_Fabrica_Memoria_1

Las cifras oficiales de 2019 muestran que el mercado global de equipos semiconductores descendió un 7% en 2019, reduciendo su valor a unos 59.800 millones de dólares. La mayor parte de las categorías de equipos de la industria vieron reducidas sus cifras, arrastradas por la debacle de los sectores de memoria, y 2020 se presenta con grandes dificultades que seguramente retrasarán la recuperación.

Desde las fundiciones de obleas de silicio hasta los proveedores de productos finales terminados, la cadena de suministro de semiconductores se vio afectada el año pasado por una serie de vientos en contra, como la sobreoferta que afectó tan profundamente a los mercados de memoria y que hizo que los precios se desplomasen. Esto ha tenido efectos a lo largo de toda la cadena de suministro de la industria, y ha causado una reducción de los ingresos de los proveedores de equipos para la fabricación de semiconductores.

Así lo indican las últimas cifras oficiales publicadas por la organización SEMI, representante de la industria de semiconductores, según las cuales los ingresos fueron de unos 59.800 millones de dólares, un 7% menos que el año anterior. Este descenso es consecuencia de la caída general de la industria el año pasado, pero no es tan significativo si se tiene en cuenta que el 2018 se alcanzó el récord histórico de ingresos de 64.500 millones de dólares.

Según SEMI, el mercado más grande durante el año pasado fue el de Taiwán, que incrementó el gasto en un notable 68%, registrando unas ventas por valor de 17.12 millones de dólares. Esto es especialmente significativo, porque supone que se desbancó a Corea del Sur como principal foco de gasto en equipos para la fabricación de semiconductores. El segundo lugar fue para China, con 13.450 millones de dólares, y Corea del Sur quedó relegada a la tercera posición en cuanto al gasto en estos equipos, generando unos ingresos de 9.970 millones.

Esta caída se debió a que el mal comportamiento de las ventas de memoria llevó a los fabricantes coreanos a reducir mucho el gasto en las fábricas, que fue un 44% menor que el de 2018. Al mismo tiempo, las ventas en América del Norte aumentaron un 40% hasta 8.150 millones de dólares, continuando la tendencia de aumento de los últimos tres años, y en Europa, Japón y el resto del mundo cayeron con mucha más fuerza.

SEMI destaca que las ventas globales de equipos de procesamiento de obleas descendieron un 6% el año pasado, mientras que las ventas de otros segmentos front-end aumentaron un 9%. Otros segmentos que cayeron con fuerza fueron los de ensamblaje y empaquetamiento de semiconductores, que registraron descensos del 27% y del 11%, respectivamente.