Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los fabricantes de almacenamiento padecen los efectos de la pandemia

  • Noticias y Actualidad

disco duro genérica

Aunque han implementado todo tipo de medidas para proteger a sus trabajadores, intentando frenar el contagio del virus en sus instalaciones, la industria de almacenamiento en el sudeste asiático comienza a reportar serios problemas. Según los expertos en el sector, en países como Singapur, Malasia o Filipinas se enfrentan a un bloqueo similar al que se produjo en China, y que ahora vemos en Europa, lo que impedirá mantener el buen ritmo de las operaciones de fabricación.

La propagación del coronavirus por el sudeste asiático sigue avanzando, y los fabricantes de memoria afincados en varios países de la región están enfrentándose a los primeros problemas que ponen en riesgo su capacidad de fabricación. Tal y como sucedió anteriormente en China, y ahora en países de Europa como España o Italia, los gobiernos de países como Malasia, Singapur o Filipinas están imponiendo medidas restrictivas que van a afectar seriamente a todo su tejido industrial.

Según los especialistas de TrendFocus, en estos y otros países de la zona se ha registrado un aumento de la tasa de infectados, y los gobiernos están tomando medidas, lo que impactará directamente en la industria de discos duros HDD, fuertemente arraigada en el sudeste asiático. Y también a una parte considerable de la industria SSD, que también tiene fábricas en estos países.

Los principales problemas son la disponibilidad de personal para mantener las fábricas operativas y la escasez de materiales por los controles y bloqueos de la cadena de suministro. Pero los expertos señalan que la situación está en camino de agravarse, y que se podrían llegar a paralizar las fábricas en algunos casos. TrendFocus ha constatado hasta ahora una serie de problemas, que en el futuro podrán agravarse, por ejemplo la importante paralización de las fábricas de sustratos con acabado de aluminio, que actualmente están a la espera d ellos permisos de los gobiernos para ponerse de nuevo en marcha.

La fabricación de soportes de almacenamiento en Malasia continúa de manos de unos pocos proveedores, pero existe un importante problema para garantizar el flujo de trabajadores desde su residencia en Malasia a sus puestos de trabajo en Singapur, y todavía no está claro cómo ni cuándo se solucionará este problema. Además, las fábricas de discos duros en Filipinas se mantendrán cerradas durante varios días, al menos, a la espera de una evaluación más concreta. Al mismo tiempo, los proveedores de materiales para la fabricación de discos duros han paralizado la producción o han reducido el ritmo.

A la espera de conocer las medidas de contención que van a aplicar en estos países, tan importantes para la industria de discos duros, los fabricantes se enfrentan a un momento de dificultades que podría llevar a la paralización de sus operaciones. Y lo mismo sucede con los escalones inferiores y superiores de la cadena de suministro tecnológica vinculada a la fabricación de unidades HDD y SSD, lo que en un momento u otro se notará en el mercado de almacenamiento global, ya que su desarrollo depende del buen funcionamiento de las fábricas en estos países.