Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La densidad de almacenamiento de los HDD continúa creciendo

  • Noticias y Actualidad

Disco duro 2 genérica

En 2019 han comenzado a expandirse los nuevos discos duros de capacidades superiores a los clásicos 8 Tb, con unidades que han alcanzado los 18 / 20 Tb a finales de año. Esto se ha logrado gracias a una combinación de nuevas tecnologías de grabación con mejores materiales, que en los próximos años traerán unidades con capacidad superior a los 20 Tb.

Hasta hace relativamente poco tiempo parecía que los discos duros de grabación magnética, los HDD, habían tocado techo en cuanto a capacidad de almacenamiento. Pero en los últimos años los principales fabricantes de la industria, que actualmente son solo tres (Toshiba, Western Digital y Seagate) han realizado importantes esfuerzos para mejorar esta tecnología y superar las barreras de capacidad y rendimiento. Fruto de su trabajo en investigación y desarrollo, junto con el de otros integrantes de la industria, han visto la luz las tecnologías de grabación magnética asistida por calor (HAMR) y por microondas (MAMR), de las cuales la primera ya tiene productos en el mercado.

Estos dos sistemas se basan en aumentar la temperatura a nivel local para incrementar la precisión del sistema de grabación, lo que permite aumentar la densidad de área y fabricar unidades HDD de hasta nueve discos internos, con capacidades que hasta hace poco llegaban hasta 14 Terabytes. Pero a finales del año pasado salieron al mercado las primeras unidades de 18 Tb, con capacidad para aumentar hasta 20 Tb, productos que pronto verán la luz. Todo ello con rendimientos de lectura y escritura mayores que los que han tenido tradicionalmente los discos duros de 7.200 rpm.

Para hacer realidad los discos HAMR y MAMR, creados por Seatage y Western Digital, respectivamente, la industria no solo ha trabajado en el sistema de grabación y la generación de calor, sino que también ha tenido que mejorar los materiales magnéticos que hacen de soporte, reduciendo aún más el tamaño de las partículas magnéticas. Mediante un cabezal con capacidad para grabar en puntos más pequeños y un soporte de grano más fino se ha podido incrementar la densidad de área, y la industria continúa trabajando en mejoras de todas las tecnologías implicadas, con el fin de poder lanzar discos de capacidades superiores en los próximos años.

Una de las más importantes es el cambio de la propia tecnología de grabación, que ha pasado de la tradicional grabación perpendicular, o PMR (Perpendicular Magnetic Recording), a la grabación magnética escalonada, o SMR (Shingled Magnetic Recording). Este es el sistema que ha permitido pasar de los 14 Tb anteriores a los 18 / 20 Tb actuales. Según afirman expertos de la industria como Tom Coughlin, colaborador de la revista Forbes, las primeras unidades de estos discos de gran capacidad llegarán al mercado en la primera mitad de 2020, y tendrán un impacto positivo en las ventas, que será mayores a medida que aumente su adopción entre los grandes clientes, como los centros de datos de la nube.

Y precisamente en este contexto se está desarrollando una nueva tendencia, impulsada por Seagate, pero que probablemente seguirán sus competidores, que es la utilización de dos actuadores en un mismo disco. Este componente es el módulo que integra los cabezales de lectura/escritura, y parece ser que ya se han llevado a cabo experimentos muy prometedores con esta tecnología, cuyos primeros productos de prueba para clientes podrían ver la luz este año de la mano de Seagate.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.