La UE podría integrar los centros de datos en la red eléctrica

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos BigTec

Según acaba de darse a conocer, la industria de centros de datos europea ha solicitado a la Unión Europea que la industria datacenter entre a formar parte de la red eléctrica de la región. Con ello afirman que sería más fácil alcanzar los objetivos de eficiencia energética y de transición a energías renovables que está impulsando la UE en los últimos tiempos, beneficiando a ambas industrias.

Este insólito movimiento de la Asociación Europea de Centros de Datos (EUDCA) tiene como objetivo, en sus propias palabras, acelerar la transición energética y mejorar la eficiencia tanto en las instalaciones como en el propio suministro eléctrico de la región. Según se acaba de conocer, planean proponer a la Unión Europea el próximo abril un plan para que los centros de datos se integren en la red eléctrica, ayudando a equilibrar el suministro y la demanda de energía.

No cabe duda de que este tipo de instalaciones son grandes consumidores de electricidad, y también que sufren enormes altibajos en su consumo por las constantes variaciones en las cargas de trabajo que soportan. Esto se está comprobando en momentos como la actual crisis sanitaria, cuando los centros de datos y nodos de interconexión se ven sometidos a un crecimiento importante del tráfico de internet.

Mientras Europa aboga por una transición energética de la industria de centros de datos hacia las fuentes renovables, también exige una serie de normas de disponibilidad que obligarán a los operadores a contar con sistemas de respaldo como generadores de electricidad basados en combustibles fósiles como el diesel. Los legisladores europeos quieren intervenir más en la industria de centros de datos para regular mejor su uso de recursos estratégicos como la energía o el agua, y los operadores han dado la vuelta a la tortilla con esta idea, que les permitiría reconducir la electricidad sobrante a la red para economizar, con el pretexto de mejorar la eficiencia.

Al mismo tiempo, esto permitiría a la red eléctrica en su conjunto, y especialmente a las ramas que suministran directamente a los centros de datos, soportar mejor las fluctuaciones de suministro que se provienen de las fuentes renovables como la eólica o la solar, permitiendo equilibrar las cargas de suministro mejor para que no se produzca interrupciones en ningún punto de la red. Otro aspecto clave del plan de la industria de centros de datos es que integrarían baterías de nueva generación para sustituir a los generadores diesel, que podrían utilizarse para devolver energía a la red en momentos de necesidad.

Según los expertos, este plan tiene un defecto serio, y es que la industria podría tener serios problemas para costear el cambio, y algunos representantes de la industria pretenden que sean los gobiernos quienes costeen la integración con la red eléctrica. Esta parte del plan es a que hace más aguas, pero aún es pronto para saber si las próximas deliberaciones sobre la cuestión llegarán a buen término. La cuestión es que el cambio a las energías renovables afecta a muchos sectores, como el den centro de datos, y la UE ya está dándose cuenta de que necesita fuentes de energía de respaldo en distintos lugares, para poder superar las crisis de suministro en caso necesario. Y, para ello, deberá involucrar a los sectores que más energía consumen, de forma que sea beneficioso para todos.