Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El precio de la memoria aumenta por causa del coronavirus

  • Noticias y Actualidad

Big Data crecimiento

Una de las consecuencias que está teniendo la reducción del suministro de componentes de memoria es el aumento de los precios, algo que ya se está notando en los segmentos de DRAM y NAND flash. Pero esto no significa que el mercado vaya a beneficiarse de la epidemia, ya que los flujos de oferta y demanda también están viéndose afectados, reduciendo las expectativas de los proveedores.

Según los expertos de TrendForce, la expansión de la epidemia del COVID-19 está impactando directamente en la oferta y la demanda de los mercados de memoria, algo que seguirá notándose en el segundo trimestre de 2020. Y, a pesar del aumento de precios que se está generando por las restricciones de distribución, no está claro que los proveedores logren mejorar sus ingresos a causa de estos precios al alza.

Las previsiones de la última investigación de DRAMeXchange son que los precios de DRAM de servidor aumentarán entre un 15% y un 20% trimestral en el segundo cuarto de 2020. En cuanto a los SSDE empresariales, se prevé que el crecimiento de los precios será de entre un 10% y un 15% con respecto al primer trimestre del año. Esto es un aumento considerable con respecto a las anteriores previsiones de crecimiento (entre un 5% y un 10%). Esto se sumará a que los proveedores han revertido la anterior situación de exceso de inventario, lo que presiona los precios al alza.

Uno de los factores que según los expertos está impulsando la demanda de memoria DRAM en el mercado de servidores es el actual contrato JEDI de los Estados Unidos pero, curiosamente, también se está registrando un incremento de la demanda de servidores para sostener las iniciativas de teletrabajo a causa del coronavirus. Solo en China han crecido de forma sustancial los pedidos para sostener las plataformas de teletrabajo de las empresas que no pueden devolver a los empleados a sus puestos de trabajo, algo que ha se está notando en los pedidos de Alibaba y Tencent, entre otros proveedores de la nube.

Estos efectos se están notando sobre todo en China y los países asiáticos más afectados por la epidemia, pero la expansión del virus por Europa y otras regiones económicas importantes podría globalizarse. Lo mismo puede decirse del mercado de almacenamiento SSD, ya que en China se ha incrementado significativamente la demanda de discos de estado sólido para servidores y plataformas de almacenamiento empresarial. Pero también para los equipos domésticos, de nuevo a causa de las necesidades para mejorar las condiciones de teletrabajo en el lado de los hogares.

Debido a la anterior estrategia de cautela de los proveedores de memoria, que han contenido la expansión de la capacidad de producción, se espera que puedan producirse problemas de suministro. Según TrendFroce, existe una alta probabilidad de que la falta de oferta de productos NAND Flash haga que la demanda se traslade al segundo trimestre del año, ya que los fabricantes OEM de PC y smartphones no han reducido sus pedidos de memoria.

Así, se espera que el suministro de chips sea limitado durante el segundo trimestre del año, lo que situará a los proveedores en una situación de fuerza de cara a las negociaciones de los precios de contrato. Pero según los analistas es pronto para hacer conjeturas, ya que todo depende de si la epidemia se extiende a nivel global, ya que gran parte de las tendencias que afectan al sector actualmente se basan en la percepción que tienen los cliente del riesgo asociado a la crisis global de salud.