China acelerará el despliegue de nuevos centros de datos para sostener las redes 5G

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos

El gobierno del país acaba de anunciar su compromiso de incrementar la infraestructura de centros de datos y telecomunicaciones 5G para acelerar la vuelta al trabajo mientras se enfrenta a las siguientes etapas de la pandemia. Su objetivo es impulsar la construcción de nuevas instalaciones y redes para que los empleados puedan utilizar herramientas digitales de teletrabajo con más eficacia y ancho de banda, estén donde estén.

Las autoridades chinas han publicado esta información en el periódico oficial del Partido Comunista, donde explican que el gobierno va a construir nuevas infraestructuras de centros de datos para apoyar el despliegue de las nuevas redes 5G, lo que permitirá a los empleados usar herramientas digitales de nueva generación, independientemente de dónde estén. Así podrán reactivar más rápidamente la economía, una vez que el país logre superar la primera fase de la pandemia, a la que sucederán otras etapas, posiblemente más prolongadas, en las que también se aplicarán restricciones a los desplazamientos y a las actividades empresariales.

Esta decisión muestra hasta qué punto el gobierno chino considera vital el despliegue de la tecnología 5G para el futuro de su economía, lo que les lleva a invertir en nuevos centros de datos que respaldarán el funcionamiento de las nuevas redes. Además, destacan el crecimiento de solicitudes para la construcción de nuevos centros de datos que han recibido desde Shanghai, uno de los principales motores económicos del país, y de otras regiones como la provincia de Henan o la de Guangdong, entre otras.

En opinión de Chen Zhaoxiong, viceministro de industria y tecnología de la información de China, la tecnología 5G impulsará la actividad económica, y además ayudará a controlar la epidemia. Así, el plan del gobierno pretende acelerar la construcción de centros de datos y redes 5G, así como las infraestructuras asociadas, por ejemplo la infraestructura de red eléctrica y de suministro de agua para los centros de datos. Y también pretende invertir en los sistemas de transporte público, estaciones de carga de vehículos y otros proyectos tecnológicos como el despliegue de redes IoT.

Los planes del gobierno son ambiciosos y podrían otorgar una ventaja competitiva importante a las empresas del país, pero este avance se enfrenta a diferentes retos. Por ejemplo, existen muchas dudas sobre la viabilidad de este proyecto acelerado, como si se generará la suficiente masa de clientes de 5G como para justificar las inversiones o si la demanda de espacio en los centros de datos se mantendrá una vez se haya acabado con la pandemia, o si se habrá invertido en una capacidad que no será suficientemente aprovechada. En cualquier caso, dada la firmeza de las afirmaciones del gobierno, este año la industria de centros de datos y la de telecomunicaciones experimentarán un crecimiento superior al esperado antes de la crisis.